Del huerto a la mesa

BRENDA_FLYER

Llegar a un restaurante y saber que los platos que sirven han sido preparados con insumos que ellos mismos han cosechado es una realidad. Hoy, cuando más se valora comer bien, pero sobre todo sano, la oferta de comida se ha diversificado y las opciones van desde una clásica hamburguesa doble con queso hasta una de quinua acompañada de lechuga orgánica. La decisión la toma el consumidor.

La nueva tendencia frente a un comensal más exigente y ecológico se trata de plantar lo que se va a servir. Son muchos los restaurantes en España que se lo han planteado y han sido recibidos con aprobación y éxito. Las verduras tienen un papel central en la gastronomía y la necesidad de encontrarlas libres de químicos, ha hecho que los chefs ajusten sus menús en función a la temporada y el producto disponible.

Es por eso que Floren Domezáin, considerado “el rey de las verduras”, director del restaurante zaragozano Raíces y de Las Raíces del Wellington en Madrid, ha creado un huerto en el último piso de este hotel de cinco estrellas, de un total de 300 metros cuadrados, considerado el más grande del mundo con estas características.
Guisantes lágrima, pimientos, tomates y diversos tipos de lechuga, organizados en 14 parcelas perfectamente alineadas, nutridas de abono orgánico animal y vegetal. Una forma de cultivo ecosostenible que emplea 20 litros de agua para riego libre de insecticidas, fungicidas y pesticidas. Todo listo para usarse en la carta del hotel, done el 90% de los insumos proviene de las cosechas. Un paraíso verde en medio de la ciudad.

Otros restaurantes que se suman a la oferta de comida ecosostenible son el Four Seasons, en Filadelfia, con un huerto de nueve parcelas y el Hotel Villa La Massa, en Florencia, que recolecta hortalizas, hierbas y frutas.