Vivir para bailarla

Por Rodrigo Alomía/ Fotos de Jorge Anaya
23 años. Comunicadora con especialidad en Publicidad y Marketing. Bailaora de Flamenco. Freelancer en Diseño Gráfico.
2N3A1350
Frente a la cámara, María José Arróspide ensaya unos pasos de flamenco con total soltura. Han pasado treinta minutos desde que comenzó la sesión de fotos y su timidez inicial se ha esfumado. «Al comienzo me cuesta, pero cuando el equipo pone de su parte se me hace más fácil», comenta sonriente. ¿Qué hay detrás de esta comunicadora con pasión gitana?

¿Hace cuánto te graduaste en la universidad?
Me gradué en noviembre. Fue un evento importante para mí porque tuve la suerte de sorprender a mi familia al graduarme en el primer puesto. Tuve que guardar el secreto por varios meses, pero valió la pena.

¿Eres chancona?
[Risas] Un poco, pero creo que no he renunciado a mi vida personal para conseguir lo que he logrado hasta ahora. Siempre es bueno encontrar un balance.

La otra parte de tu tiempo la ocupa el flamenco. ¿Hace cuánto lo bailas?
Desde hace ocho años. Todo comenzó cuando mi papá viajó a España y trajo un vestido a mi hermana, que en ese entonces tenía dos años… ¡Se le veía preciosa! Luego ella empezó a tomar clases, y yendo a sus presentaciones fue que comencé a enamorarme del baile, hasta que simplemente decidí que tenía que empezar a bailar flamenco. Hoy siento que nunca podría dejarlo.

¿Has viajado a España?
Sí, en 2012 tuve la oportunidad de ir de intercambio a Europa y aproveché para conocer todos los países posibles. España fue uno de ellos, pero lamentablemente no pude pasar muchos días allí y me quedé con las ganas de ir a un ‘tablao’. Sí vi un show de flamenco muy lindo: Carmen.

Te encanta viajar…
No hay nada que me emocione más que conocer lugares, personas y culturas. Hay que aprovechar cada ocasión que se presente para hacerlo.

Se acabó 2014. ¿Qué esperas del futuro?
En algún momento quisiera reforzar mi pasión por el diseño gráfico; no sé si llevando un curso en paralelo a mi trabajo, pero sí estoy segura de que quiero seguir aprendiendo.

¿También planeas hacer más fotos?
[Sonríe] Si surge como algo espontáneo, sí me gustaría. Pero no me dedicaría al modelaje: mi pasión va por otros lados.
2N3A1215