Pipe Villarán
Cuéntame
Pipe Villarán

Pipe Villarán

Escribe: César Becerra / Fotos: Augusto Escribens

44 años. Músico. Ha tocado en las bandas G3 y Los Fuckin Sombreros. Conduce Bonus Track, un programa televisivo que pretende ser –Pipe dixit– un ‘curso acelerado de rock’. El primer capítulo estuvo dedicado a The Beatles y el segundo a The Rolling Stones. Desde hace un par de años ha publicado canciones en internet, las ha reunido y serán parte de su primer disco como solista, que se editará en marzo.

8

canciones tiene su primer disco solista. Se titula Retro, y colaboran músicos como Iván Mindreau, Rafo de la Cuba, Lucho Benzaquén, entre otros.

180

minutos semanales dedica a hacer deporte. Practica el sistema de ejercicios de Vanna Pedraglio. Termina «hecho mierda», dice.

4

guitarras posee: dos acústicas y dos eléctricas. Su favorita es la Gibson Les Paul Standard, que compró en Nueva York a fines de los noventa.

14

años tenía cuando formó su primera banda. Se llamó Blitzkrieg –guerra relámpago en alemán– y luego Nosferatu –como el vampiro–. Tocó en ella durante toda la secundaria.

12

sombreros hay en su colección. Hay varios tipos: ala ancha, copa, hongo, fedora, como el de Cocodrilo Dundee, entre otros. No los usa todos los días; solo cuando le provoca.

10

años de relación tiene con Micaela Llosa. Se casaron hace cuatro años.

29

de enero de 1993. Fecha imborrable para él: ese día regresó al Perú –después de vivir cinco años en Waltham, una ciudad muy fría de Estados Unidos– y fue directo a Punta Hermosa. Esta playa, que extrañaba tanto, es su lugar idílico hasta hoy.