TANTAS VECES ANAHÍ

Por Rodrigo Alomía / Fotos de Alonso Molina
Tiene más de medio millón de seguidores en Twitter, de lunes a viernes interpreta a Rubí San Román en la teleserie Al fondo hay sitio [AFHS], y el próximo nueve de abril aparecerá en la segunda parte de la taquillera película Asu Mare. De acá a un tiempo Anahí de Cárdenas es sinónimo de éxito y belleza, pero tras esa imagen que acostumbramos ver, que muchos critican acusándola de ‘pituca’, está una mujer que pisa tierra en medio de la fama y que no se calla nada.
AnahiDeCardenas1

En su biografía de Twitter, Anahí De Cárdenas escribe en 122 caracteres: «Mis tuits no significan nada, no tienen sentido, no te los tomes en serio. Este mensaje se autodestruirá en 5, 4, 3, 2… ». Como si de una suerte de advertencia se tratara, Anahí se escuda así de los haters que abundan a diario y que no entienden que esta actriz y cantante está en todo su derecho de escribir lo que se le venga en gana. Por ejemplo: «¿Saben qué extraño? ¡Escribir huevadas! ¡Siento que me tienen amarrada como a loco con camisa de fuerza!», tuiteó el 3 de diciembre de 2014.

Esta mañana de verano Anahí anda descalza por su departamento. Viste short y polo y me ofrece un vaso con agua y cubos de hielo. Ella prefiere una gaseosa helada. «A mí siempre
me han maleado —explica— por ser Anahí de Cárdenas. Por ser pituca, por ser creída, porque me creo la cagada… me bullean, pero la verdad no me interesa».

AnahiDeCardenas2

Pero, ¿eres pituca o no?

No señores, no soy ni pituca ni me sobra la plata.

¿Cómo haces frente a tus detractores en Twitter?

A la gente que me insulta a veces les respondo y luego los bloqueo; otras veces solamente los bloqueo, y en ocasiones los retuiteo, los bloqueo y dejo que la gente se encargue de ellos.

«La fama no me gusta. Sé que es algo que viene con lo que hago pero no la disfruto ».

¿De qué depende eso?

De mi estado de ánimo, porque también hay veces que no les hago caso. Si estoy muy sensible, lloro y los bloqueo [risas].

AnahiDeCardenas3

¿Tu estado de ánimo cambia muy deprisa?

Sí, soy muy cambiante. He sido así toda mi vida.

¿Te afecta ser famosa?

Nunca se me subió a la cabeza porque nunca lo tomé como algo positivo en mi vida.

AnahiDeCardenas4

¿Nunca?

La fama no me gusta. Sé que es algo que viene con lo que hago, pero no la disfruto. Es bonito que reconozcan tu trabajo, pero me avergüenzo cuando me paran en la calle y empiezan a mirarme. Mientras pase desapercibida, mejor.

¿Cómo sobrelleva esto tu esposo?

Es difícil para él. Me cuida bastante, pero los dos siempre somos muy cordiales. Nunca voy a ser malcriada con un fan, ¡jamás!, me mato antes. Cuando me piden una foto mi esposo es el primero que agarra la cámara de la fan para tomarla por mí… Lo manejamos, pero, bueno, tampoco es que sea tan famosa como Carlos Alcántara.

AnahiDeCardenas5

¿Volverías a posar desnuda como lo hiciste hace más de tres años?

No sé, fácil en algún momento cuando esté más vieja y necesite aceptación. [Suelta una carcajada]. Pero esa primera vez tuvo gran repercusión. ¡Nadie supo, nadie se dio cuenta! Es más, ayer el jefe de casting [de AFHS] le dijo a Erick Elera: «Oe, Erick, ¿tú viste la sesión de fotos de Anahí?», y él «¡¿qué sesión?!», «esa pues, en la que salió calata», «noooo, ¿cuándo Anahí ha salido calata?». Ves, casi nadie la vio. Cuando esté cincuentona lo haré de nuevo si necesito algún tipo de refuerzo anímico-emocional. [Vuelven las carcajadas].

¿A tus 31 años, te has sentido tía alguna vez?

Por supuesto, ¡ya me siento tíaaaza!

AnahiDeCardenas6

¿En qué momentos te sientes así?

He salido a juerguear solo una vez este verano, no he salido más.

¿Por qué?

Con todas estas chiquillas de veinte años dando vueltas por ahí con sus micro vestidos, me sentí la mamama del tono. Son hermosas: miden un metro ochenta, llevan el cabello hasta la cintura;y yo pues, una midget de un metro sesenta y cinco, las miraba como pensando: «¡Mierda, qué regias!». Ya que hablamos del físico, hace poco un medio dijo que estabas muy flaca y otro salió a decir que no, que estabas bien. ¿Total? ¿Tú te sientes rica? Sí, me siento rica… Mi esposo me dice que estoy rica, y yo le creo a él. [Risas].

AnahiDeCardenas7

¿Y cómo sobrellevas lo qué dicen los medios de ti?

Es difícil. Muchos creen lo que dicen, porque para eso están, para informar. O para desinformar. Así es. Finalmente son la voz del pueblo y la gente se guía por eso. Una vez una revista publicó una entrevista que yo nunca di. Se la inventaron. Era un medio conocido. Solamente cuando entras aquí te das cuenta realmente cómo funcionan las cosas, y muchas veces por vender, exageran, cambian, tergiversan. Y si vas en contra de ellos te hacen añicos.

Cambiemos de tema. ¿Qué cosas te molestan de Lima?

El tráfico me aturde, no puedo con él. Pero, ¿sabes qué es lo que más me revienta? Que cada vez que hacen una reforma vial la hacen mal, ¡parece que lo hicieran a propósito! No sé a quién diablos contratan, pero lo hacen pésimo en todos los distritos. Es indignante.

AnahiDeCardenas8

¿Nunca quisiste vivir en el extranjero?

Por supuesto, todos los días.

¿Por qué no lo has hecho?

Porque trabajo acá, porque este es mi país, y, lamentablemente, lo quiero con sus defectos y virtudes. Mi país me ha dado tanto, y de alguna manera u otra, creo que yo puedo darle algo también.

Antes que actriz, Anahí de Cárdenas quería ser cantante como la estadounidense Cyndi Lauper. Por entonces tenía dos o tres años y, aunque nunca se le quitó esa idea de la cabeza, otro sería su futuro. A pesar de no haber llevado ningún taller de actuación, en 2006 pasó el casting para actuar en la serie Esta Sociedad, y dos años más tarde consiguió un papel protagónico en la película peruana Dioses. Recién en 2013 pudo lanzar al mercado su primer disco Who’s that girl?, con canciones que ella misma compuso y que marcó su ansiado debut.

«Volveré a hacer un desnudo cuando esté cincuentona y necesite algún tipo de refuerzo anímico emocional ».

¿Te gustaría darle más prioridad a tu carrera de cantante que de actriz?

Creo que se pueden hacer las dos al mismo tiempo. Con AFHS es un poco más complicado porque estoy dedicada a ello al cien por ciento. Todo es muy inmediato y es dificil planear a futuro. Por otro lado, en Perú casi no se consume pop, entonces, ¿a dónde voy a hacer una gira musical?

AnahiDeCardenas9

¿Cuál es la solución?

Tengo que pensar en armar carrera hacia afuera, pero para eso necesito plata, ¡un huevo de plata! Y no es que acá ganemos un huevo de plata tampoco… Entonces tendría que dejar de actuar, y si dejo de actuar dejo de ganar plata.

¿Qué te ha enseñado Rubí, tu personaje en AFHS?

[Calla cinco segundos]. Para mí, Rubí es un desfogue. La uso como tal. Disfruto mucho de ella porque puede ser todo lo que yo no puedo ser. Puede decir todo lo que yo no puedo decir, tiene todas las licencias del mundo. ¡Llevas a una mujer malvada por dentro! ¡Pero Rubí no ha hecho todavía nada malo! ¡Simplemente se ha metido con el papa del ex enamorado…! Y no es que sea una maldad, el ex enamorado la choteó. [Dice con picardía]. ¿Cómo justifico a mi personaje, no? [Risas]. Su única maldad es ser una arribista, pero no le hace daño a nadie, lo que pasa es que cae pesada. Es más, ¡ahora tiene Twitter! [@RubiSanRoman666].

AnahiDeCardenas10

¿Qué personaje de una serie famosa te gustaría ser?

El protagónico de Orange is the new black. Una mujer que le esconde a su novio su verdadera personalidad, tratando de ser una persona que no es.

¿En algún momento trataste ser alguien que no eras?

Claro, durante los primeros años de mis veintes traté, contra viento y marea, ser una persona que no era: ser como mis amigas del colegio, como todo el mundo, estar en la universidad, hacer mis prácticas, conseguir un trabajo de nueve a cinco y casarme con mi novio. Hasta que un día dije «esta no soy yo, yo no puedo vivir así», y mandé todo al diablo.

AnahiDeCardenas11

¿Y ahora?

Y ahora soy como soy [estalla en risas].

¿Hijos?

Todavía, todavía. Mientras esté en AFHS, que Dios quiera que sea un montón de tiempo, no, no voy a tener hijos.

¿No te has cansado de interpretar más de una vez el papel de la “mala”?

No, porque siempre las malas son distintas. Nunca me ha tocado ser mala, mala, mala, siempre me ha tocado ser la antipática, pero no la mala. Nunca he tenido que matar a nadie; el día que me toque matar a alguien ese día voy a decir “hoy día soy la mala”. [Dice impostando una voz dramática].

¿Y el día que esto llegue…?
¡Estaré contenta!

AnahiDeCardenas12

Fotográfia: Alonso Molina
Asistente de fotografía: Alejandro León Cannock
Dirección de arte: Ximena Espinoza
Producción: Micaela Payet y Pía Gonzales Vigil
Maquillaje: Sandy Frydman
Agradecimientos: Fascino Galería, Gianduia, Intimoda,
Agua Clara, Balkanica, Susan Wagner, Ayni, Quay Australia
Sunglasses, Metric, Andrea Llosa.