¿Sí o no?

Revocatoria a Villarán

Escribe: Luis Felipe Gamarra / Foto: Macarena Tabja
En este proceso de revocatoria contra la alcaldesa de Lima, Susana Villarán, no solo se pondrá sobre el tapete el futuro de la capital –sus problemas, sus inversiones, su gestión–. En esta consulta popular, como sucede en cada proceso electoral, saldrá a flote un juego político en el que se deberán tejer alianzas, convocar arreglos, pactos o posturas a favor del SÍ o del NO. Y en ese juego no estarán de más los cálculos electorales, los gestos y los costos políticos. Marisa Glave, la regidora con más peso político dentro del círculo de Villarán, responde sobre lo que será esta campaña, que podría ser la última.

Dicen que la alcaldesa Susana Villarán posee una habilidad particular para hacer enemigos. Probablemente, para sostener un rechazo por encima del 65% por más de doce meses, es así. A pesar de que ha emprendido reformas que ningún otro alcalde ha logrado concretar –ni en dos períodos consecutivos–, como la reforma del transporte, el reordenamiento en La Parada, inversión en infraestructura vial por 4 mil millones de dólares, Villarán es la alcaldesa con más baja popularidad de los últimos 20 años. Sin una bancada en el Congreso, ni personajes políticos de peso que salgan a respaldar su gestión, Villarán se quedó sola ante el ataque de sus enemigos —que eran pocos al inicio y ahora son más—, hasta introducirla en un proceso de revocatoria que podría terminar este 17 de marzo con ella lejos del sillón municipal. Para Marisa Glave Remy, regidora de Fuerza Social, y militante de Tierra y Libertad, esto no sucederá. ¿Cuáles son sus razones para pensar que será así?

¿Cuál es el nivel de participación de su gestión en la campaña a favor del NO, que lanzó la semana pasada la ex congresista Anel Townsend?

Los regidores, como autoridades electas, apoyamos esta campaña, pero no más. Esta ha sido una iniciativa ciudadana, en la que participan los partidos políticos, entre los que destacan aquellos grupos que formaron parte de la confluencia con la que llegamos a la Municipalidad. Pero, además están otros partidos, a través de sus organizaciones de base, como el Partido Nacionalista (Gana Perú), Perú Posible, Acción Popular, de distintos distritos y sectores, que buscan ayudar, con iniciativas para formar un pelotón de personeros y defender el voto democrático.

¿El apoyo de estas bases compromete a los partidos políticos?

No, todavía. Pero varios partidos están tomando decisiones en este momento. Sus principales líderes nos han expresado su voto de confianza, como Lourdes Flores, Luis Bedoya Reyes y Raúl Castro, del PPC, Alejandro Toledo, de Perú Posible, así como otros de distintas bancadas, lo que nos hace suponer que pronto se harán anuncios más formales.

¿Por qué no buscaron antes tejer estas alianzas, para sostener una gestión sin presencia en el Congreso ni figuras políticas con experiencia que los respaldaran frente a los ataques de políticos más duchos?

Siempre existió una base sólida de apoyo a la gestión, sino no se hubiera podido crecer en la aprobación. Pero, al margen de que se podría haber hecho un mejor trabajo en el campo de la política de base, reconocemos que hemos descuidado la difusión y la publicidad de las obras que hemos emprendido. Eso, en adelante, no volverá a ocurrir. Sin embargo, antes debemos superar algunos detalles técnicos para no contradecir las normas del Jurado Nacional de Elecciones (JNE).