Daniel Hendler

En varios actos

Escribe: Pamela Ravina
Daniel Hendler elige sus personajes por intuición. Pero él no es un actor improvisado. Su experiencia actoral se inició a los catorce años. Desde entonces, participó en veintiún largometrajes, incluyendo las celebradas Whisky (2004) y Los Paranoicos (2008). Ha sido guionista y director de una considerable cantidad de filmes. No le tiene miedo a participar en proyectos televisivos (seis series dan cuenta de ello). Tampoco a subirse al coche de proyectos cinematográficos comerciales como su más reciente película, la comedia romántica Mi Primera Boda, junto a Natalia Oreiro. Y no por eso ha pensando en abandonar sus ambiciones: a Hendler le gustaría interpretar a Lou Reed.

Primera aclaración: Daniel Hendler es uruguayo, no argentino. Segunda: es judío, pero no cree en dios. Tercera: sus pasos iniciales en la actuación se dieron en las tablas de un teatro. Estudió Arte Dramático en la Universidad de Montevideo, luego Música, luego Arquitectura y Actuación, otra vez. Y de ahí no se movió.

Hendler desarrolló buena parte de su exitosa carrdera como actor en Argentina. Integró eso que los críticos han llamado nuevo cine argentino y que el común de los mortales conocemos como cine independiente. Pero, como sucede con los tipos talentosos, el actor no pudo evitar hacerse famoso.

Hendler elige sus personajes por «intuición». Sin saber mucho el porqué, elige a los que considera interesantes. Y, por eso, no sorprende que en esta etapa de su carrera le provoque retomar participaciones televisivas como la de este año en Los Graduados, de Telefé, serie en la que interpreta a un paseador de perros.

Ha estado presente en casi todos los festivales de cine independiente del mundo. En 2001, obtuvo su primer reconocimiento en el Festival Internacional de Cine Independiente de Buenos Aires, por el filme uruguayo 25 Watts. «Fue un premio muy lindo, quizá el más lindo de todos, pero no se qué significó en mi carrera, tal vez nada. Lo que significó mucho fue la película, haber trabajado en 25 watts fue importante para mi carrera y para mí», comentó Hendler a la revista Sala de Espera. Más tarde, en 2009, recibió el premio del jurado a Mejor Actor en el Festival de Cine de Lima, por su interpretación en Los Paranoicos.

Quinta aclaración: Daniel Hendler se zurra en lo que digan de él. Más le valen las experiencias que los premios o los diretes de la prensa.

Has interpretado papeles como Ariel en varios filmes de Burman y otros como Gabriel (Los Paranoicos) y Ezequiel (El Fondo del Mar). Todos ellos son personajes perturbados, incómodos con ellos mismos. ¿Por qué los elegiste?

El Ariel de Derecho de familia no es un personaje que esté especialmente perturbado y el de El Fondo del Mar tiene motivos concretos para perturbarse, pero, aunque todos tuvieran ese aspecto en común, no hay nada consciente en mi elección. A la hora de elegir un personaje me dejo llevar por la intuición y, generalmente, por el interés que me provoca el director, por su mirada, su conocimiento del género, su ideología o su sentido del humor. Casi todos los personajes que hice fueron «alter-ego» de los directores, o sea, personajes contados en primera persona. Eso es bastante contundente como elemento común en los proyectos que he elegido y, vale decirlo, también en los que me han ofrecido, porque no creas que tengo una oferta tan diversa como para ponerme a escoger de acuerdo al personaje. Solo elijo películas que me gusten.

También has trabajado en películas cómicas, algunas de corte un poco negro y otras más románticas como Mi Primera Boda. ¿Transitas de un tipo de humor a otro sin problemas?

No lo sé. Cuando un humor me resulta muy burdo, no puedo sumarme como actor, me obstaculizo. Pero no podría decirte cuáles son los tipos de humor que puedo transitar, simplemente los que me provocan algo.

Cuando piensas en Norberto apenas tarde, tu primer trabajo como director, ¿qué viene a tu mente?

En este momento, viene a mi mente la necesidad de hacer algo de prensa para mantener la película en cartelera unas semanas más, puesto que se ha estrenado en Buenos Aires en un lanzamiento muy pequeño que no cuenta con publicidad y requiere de una manutención de la difusión de tipo artesanal. Además, me vienen a la mente lindos recuerdos, ya que es una película que disfruté mucho haciendo.

Has sido director,wguionista y actor de teatro y cine. ¿Qué rol crees que te sienta mejor?

Últimamente, he disfrutado mucho de escribir. Pero me gustan todos esos roles.