Sandra Cannock y Alejandra Iturrizaga

Escribe: Harold Obando / Foto: Sergio Zúñiga
Una diseñadora de interiores y una estudiante de Arquitectura comparten dos pasiones: la fotografía y los caballos. Su talento las llevó a Estados Unidos a presentar una exposición de caballos de paso, una de las más exitosas que se recuerden.
pag159

Entre Huellas y Arena es una exposición fotográfica que se inauguró el ocho de febrero en la galería del Mainsite Contemporary Art de Norman de Oklahoma. En las imágenes (36 en total), se muestra la hermosura del caballo peruano de paso en todo su esplendor.

Sandra Cannock (39) y Alejandra Iturrizaga (21) son las creadoras de la muestra. Ambas aman estos animales desde su infancia. «Tuve una enfermedad grave a los ocho años y cerca al hospital había un club de equitación. Me gustó la idea de pasar tiempo con ellos. Así empezó todo», cuenta Sandra. Alejandra, en cambio, se inició en este mundo por su madre, quien le inculcó la pasión por los bellos equinos.

Entre Huellas y Arena superó las expectativas. Más de mil personas estuvieron impresionadas al ver este ejemplo de la cultura peruana. «Tenemos toda la intención de traer la exposición a Lima. La idea es hacer la muestra más amplia», agrega Iturrizaga.

La fotografía se conectó en sus vidas por caminos distintos. Alejandra estudia Arquitectura y Sandra es diseñadora de interiores. La primera no descarta la idea de construir algo inspirado en los equinos, mientras que Sandra incluye en sus trabajos motivos de sus animales preferidos.