ALTER EGO
Alter ego – Mabela Martínez Alter ego – Mabela Martínez

Alter ego – Mabela Martínez

52 años / melómana - nadadora

Texto: Gianfranco Languasco / Fotos: Macarena Tabja
Se sumerge en el agua con la serenidad con la que conduce el reconocido programa Sonidos del Mundo. Practica natación con el mismo ritmo y religiosidad con el que disfruta descubrir melodías de alta calidad. No es casualidad que Mabela Martínez haya descubierto la música frente al mar.

Los ritmos del agua

Mi primer contacto auditivo consciente fue desde muy pequeña, cuando tenía cinco años y escuchaba las cumbias norteñas en Colán, donde veraneo desde pequeña. Sentía que mi cuerpo quería bailar. Soy una mujer de ritmos. La música es ritmo, nunca pasó desapercibida en mi vida.

Comencé mi colección de discos cuando me regalaron casetes de James Taylor, Kenny Loggins o Earth, Wind and Fire y, a los 18 años, lo tomo en serio gracias a sonidos como el jazz o la música brasileña. Gracias a que trabajé como azafata a esa edad, pude viajar y encontrar música de todo el mundo.

No cabe en mí el término de musicóloga, yo soy melómana. No quisiera que la gente piense que soy una académica de la música por profesión. La he estudiado empíricamente desde hace casi treinta años. Lo que no estudié fue carrera alguna. Para mí, la universidad fue la vida, los viajes, la calle, los amigos que te abren sus colecciones para que conozcas su música.

La natación para mí es una forma total de vida. No concibo despertar y no lanzarme al agua. Me gusta mucho bucear, las burbujas debajo del agua, el sonido del agua. Me gusta lo que hace con tu corazón, lo esfuerza y lo pone al máximo. Le dedico una hora por día, pero doy mi vida. El único problema es que te da mucha hambre.

En mi caso, la natación funcionó aunque la tomé tardíamente. Empecé a nadar cuando estaba en Vancouver, en solitario, sin entrenador ni equipo. Cuando regresé a Lima, encontré un equipo máster de mujeres y nado con ellas desde hace doce años. Competimos y viajamos. Mi fuerte es el nado de fondo: 800 m libres, 400 m libres.