Chiara Molina

Por Rodrigo Alomía / Fotos de Daniela Sánchez

A Chiara Molina sus amigos le reconocen dos características: ser dulce y sencilla. A primera vista, estos dos atributos comulgan perfectamente con la amabilidad que reflejan sus ojos verdes, pero, al menos por una vez, Chiara preferiría dejar de lado su dulzura e interpretar el papel de una villana. Tal vez hacer de bruja en una de las obras de teatro infantiles en las que suele actuar como princesa. «Para mí es un reto», confiesa. «He hablado con directores y no me ven en el papel de mala. Pero definitivamente tengo que seguir estudiando», añade. «Me encantaría hacerlo en la New York Film Academy de Nueva York».

Si le preguntan por un sueño, les dirá que quiere dar el salto a Hollywood cuando llegue el instante preciso. Con 23 años, la actriz no le teme a la exposición mediática. Lejos quedaron esos días en los que, siendo aún niña, el pánico escénico la atemorizaba. Desde la primera temporada de AL FONDO HAY SITIO, en el 2009, Chiara interpretaba a Mía, la mejor amiga de Fernanda de las Casas, y nunca tuvo temor de que miles de peruanos la vieran, noche tras noche, desde sus televisores. Por el contrario, le encantaba su trabajo y la oportunidad de aprender de los actores más experimentados del medio.

Hoy Chiara está concentrada en acabar su carrera de comunicación audiovisual y seguir con el diplomado internacional de repostería que acaba de comenzar en Le Cordon Bleu. El mundo de los postres le fascina, tanto que medita abrir un negocio para vender delicias veganas que promuevan su propio estilo de vida saludable. Claro está, lo haría a la par de la actuación, porque su vocación es esa: nació, creció y vivirá hasta el final para actuar. «Algunos piensan que es un hobby, pero no es nada fácil. Hay que estar siempre luchando; más si uno ama lo que hace», comenta. Luego, mirando fijamente con esos ojos verdes que le dan apariencia de buena, dice absolutamente convencida: «A mí me fascina lo que hago».

Dirección de arte: Gigi Salas
Estilismo: Carlos Chung
Producción: Luciana Gamio y Pia Gonzales Vigil
Agradecimientos: María Project y Play Accesorios