Belice

Mar y jungla muestran su belleza en el caribe centroamericano

Escribe: Mauricio Niño
Explora milenarias ruinas de la cultura Maya. Sumérgete en las entrañas de la Tierra para descubrir cuevas jamás exploradas. Bucea dentro de un abismo bajo el mar. Camina por la jungla entre monos aulladores, linces y ranas arbóreas. Belice, un país casi desconocido en el Caribe, posee una geografía extrema, ideal para la aventura.

ABRIDORA DESTINOS

Gusto. El restaurante Bird’s Isle cuenta con una espectacular vista al Mar Caribe. Su carta está compuesta por mariscos locales a gusto del cliente: fritos, a la parrilla o al vapor. Come langostinos por US$ 12 y caracoles por US$ 9. Acompáñalos con el tradicional arroz de coco.

Vista. A 100 kilómetros mar adentro de la costa de Ciudad de Belice se encuentra un accidente geográfico impresionante que invita a la exploración: el Gran Agujero Azul. Se trata de un cañón submarino de 300 metros de ancho y 123 de profundidad. Contrata un tour por US$ 150 para sumergirte y recorrer todo el Arrecife del Faro.

Tacto. Desciende a rápel hacia las profundidades del subsuelo de la Ciudad de Belice para explorar un sistema de cuevas subterráneo que aún no ha sido descubierto en su totalidad. La ruta Ian Anderson’s Bad Ass Expedition, te guía durante 10 días por US$ 1.200.

Olfato. En las faldas de los Montes Maya, en medio de la vegetación de la Reserva del Bosque Tropical Chaa Creek, se encuentra El Lodge, un spa en medio de la selva. Por US$ 50 puedes gozar de una sesión de aromaterapia con aceites esenciales de naranja y coco.

Oído. La música de Belice tiene influencias de las culturas garífuna, mestiza, criolla y maya. El músico criollo Emmeth Young te enseña a tocar los tambores con verdadero ritmo beliceño. Compra tu tambor tradicional por US$ 125 y ten lecciones con uno de los mejores percusionistas del país por US$ 10 la hora.