Alejandra Cisneros Luna

Escribe: Adriana Seminario / Foto: Sergio Zúñiga
_MG_2130


La hija del poeta. Esa es una forma de referirse a Alejandra, mas no la única. La joven pintora ha regresado a Lima hace poco, luego de vivir siete años en el viejo continente, anclada en Barcelona. Al inicio se sentía extraña en esta ciudad, ajena. Hoy siente que está redescubriendo un mundo fascinante. Alejandra es una trotamundos. Desde joven utilizaba sus vacaciones para viajar. Fue ese espíritu el que la empujó a mudarse a España luego de los tres primeros años de estudiar Arte. Ahora, la artista trabaja encargos privados en su taller, que solía ser de su padre. «Esto es solo el 10% de su biblioteca» comenta, mientras arregla su largo cabello castaño. En Barcelona trabajaba, estudiaba y realizaba muestras con frecuencia. En Lima solo ha participado en muestras colectivas, pero tiene en mente presentar una exposición individual el próximo año.

Alejandra mira un poco hacia atrás, luego de siete años de ausencia en estas tierras y le sorprende las iniciativas que nacen ahora por doquier. «El tema cultural se ha abierto mucho, veo que todos quieren hacer varios proyectos a la vez. Hay mucha mezcla de temas y eso enriquece». Ella misma lleva UNO+UNO, una marca de accesorios en acrílico que trabaja junto a su socia, Daniela Naupari. La hija del poeta le sonríe a la vida, alista sus pinceles y no deja de nutrirse de arte.

_MG_2089


1. Collares UNO+UNO
Un proyecto de accesorios concebido desde Barcelona. Comenzaron con piezas más experimentales, pero se decidieron finalmente por accesorios más sencillos.

_MG_2084


2. Cahier de dessin
Lo compró en su último viaje a Barcelona, hace unos meses. Es una libreta de dibujos; un vertedero de ideas que siempre lleva consigo.

_MG_2081


3. 5 metros de poesía
Folio de poesías de Oquendo de Amat. Es el último regalo que le hizo su padre, quien siempre cultivó su pasión por la poesía.

_MG_2099


4. Vestido vintage Sugar Co.
Es realmente vintage, pertenecía
a su madre. Alejandra lo usa hasta ahora y se lo llevó a Barcelona durante los años que vivió allá.

_MG_2112


5. Gafas de sol
Desde un rincón vintage del centro de Lima hasta Milán. Alejandra es una coleccionista empedernida de ellas y siente que definen su mood para el día.