Todos los colores de Virgilio Martínez

Siempre fue el chico que sacaba malas notas en el colegio y se metía en problemas. Era hiperactivo y distraído. Hasta que entró a una cocina y todo cambió. Hoy, Virgilio Martínez, enfoca toda su energía en sus restaurantes, que son como la extensión de sí mismo.