Mateo y Joaquín Liébana

Mateo y Joaquín Liébana son hermanos, vecinos, artistas, aficionados al surf y barranquinos de toda la vida. Ambos dibujaban compulsivamente cuando eran niños, los dos se relacionaron con la arquitectura en algún momento y cada quien ha hecho de sus ambientes de trabajo verdaderos a su medida. Mateo pinta y Joaquín esculpe. Eso los hace diferentes y parecidos a la vez.