Gianella Neyra sabe ser ella misma

Hace yoga, medita y odia la fama. Pero también actúa, es una obsesiva de enderezar cuadros y detesta la rutina diaria. Gianella Neyra convive con estas dos mujeres dentro suyo. Y les ha enseñado que para hacer bien su trabajo no necesita de poses.