Federico Salazar un filósofo con calle

Carismático. A veces serio. Siempre divertido. Un estudioso de filosofía que ha puesto algo de locura para equilibrar su vida. Por supuesto, tiene calle.