Vivir para mezclar

Por Rodrigo Alomía
Luis León es uno de los DJs peruanos con mayor proyección internacional. Luego de firmar por Sony Europa como productor musical, acaba de regresar de una gira que lo llevó desde Alemania hasta Egipto.
AKH_1072 retRED
Hace cinco años, Luis León cogió sus maletas, dejó Lima y partió a Trujillo para vivir con sus tíos y tratar de encontrar un rumbo a lo que había hecho en los últimos años de su vida: saltar indeciso de una carrera universitaria a otra y aceptar trabajos esporádicos para obtener algo de dinero.

Por entonces ya era fan de la música house y creaba con regularidad temas propios que subía a diferentes páginas de internet. Sabía que quería ser dj y producir su propia música, pero en su contra jugaban dos factores: la escasa escena de música electrónica en Trujillo y depender económicamente de sus tíos. «Era complicado decir a mi familia que quería hacer música electrónica», recuerda Luis, que perdió a su madre cuando era pequeño y nunca tuvo contacto con su padre. «Todo lo que relacionaba a la electrónica tenía que ver con prejuicios: drogas, malas noches y fiestas».

Tal vez por eso pasaba más tiempo en su dormitorio que con su familia. A solas, con su computadora, sus audífonos e infinidad de tutoriales de YouTube, maduró y perfeccionó su sonido. Se inspiró en referentes de otros géneros y sacó a la luz remixes de temas de The Beatles, Depeche Mode y The Smiths en su cuenta de SoundCloud, la plataforma virtual de distribución de audio que funciona como una red social para músicos. Sin esperarlo, sus followers fueron incrementándose conforme los meses pasaban y algunos dj europeos empezaron a escribirle interesados en tocar sus temas en fiestas y eventos al otro lado del océano.

IMG_2545 retRED

Luis no se estrenaría a lo grande como dj en Trujillo. Ni siquiera en Lima u otra ciudad del Perú. A diferencia de la mayoría de músicos peruanos, él lo hizo en Brasil, invitado a una fiesta en febrero del año pasado en la ciudad de Goiânia. Y desde entonces no ha parado de viajar.

Luego de firmar para una agencia holandesa de dj, alternó entre Brasil y México desde noviembre del 2013 hasta febrero de este año, y hace poco más de tres meses lo contrataron para una gira internacional de verano, que lo llevó por Alemania, España, Holanda, Bielorrusia, Rumania y Egipto. Jamás pensó que sus mezclas tendrían tan buena recepción en países como la antigua república soviética de Bielorrusia o el propio Egipto, pero precisamente en esos dos lugares entendió que el lenguaje de la música es universal.

Hoy, luego de firmar un contrato con Sony Europa, que contempla la producción y el lanzamiento del videoclip de I NEED, canción de Maverick Sabre que remixeó hace un año, Luis quiere tomarse un descanso. Dejar de viajar tanto y dedicarse a crear más temas. «Estoy tratando de desarrollarme como productor musical para tener un soporte más importante en mi carrera», comenta. Para lograrlo sabe que tiene que seguir trascendiendo, pese a que la labor de un dj sea casi siempre la misma: mezclar música en vivo. La diferencia –apunta Luis– está en el tacto. «Es como con los fotógrafos: pueden comprar la misma cámara, pero la forma como cada uno toma sus fotos es única. Lo mismo pasa con nosotros: cualquiera puede acceder a sonidos pregrabados, pero el modo como los compones es tu sello personal»
20140620_ZG_D800E__DSC6363 retRED