Un clásico con harta calle

Escribe: César Ochoa / Foto: Kami Velvet
Gisela Ponce de León será la protagonista de CASCANUECES URBANO, una obra dirigida por Vania Masías que reinterpreta EL CASCANUECES. Ritmos y movimientos contemporáneos ejecutados por jóvenes de su escuela de danza darán nueva vida este clásico teatral de Navidad.
cascanueces1_001

Gisela Ponce de León está parada en una escalera, rodeada por unos jóvenes bailarines. A todos les han pedido que sonrían para la foto. El grupo anda de buen humor, así que no le cuesta tanto aceptar el pedido. «Uno, dos, tres: ja, ja, ja, ja, ja», bromea la actriz en voz alta, con una musicalidad que logra que cada ja suene con una entonación distinta. La mueca quedará registrada como una gran sonrisa. A Gisela también le piden que se coloque en el centro y que sea cargada por los chicos. «Como que me ha dado miedo», dice, esta vez sin muchas ganas de bromear. Después de algunos incómodos intentos para lograr la fotografía idónea, ella prefiere bajarse.

Cuando estaba en el colegio, Gisela interpretó papeles secundarios de EL CASCANUECES en dos oportunidades. En unos días será Clara, el personaje principal de CASCANUECES URBANO, obra dirigida por Vania Masías y Sergio Berto. Esta versión reinterpreta el clásico de 1892 compuesto por el ruso Piotr Ilich Tchaikovski, obra que, a su vez, se basó en el cuento EL CASCANUECES Y EL REY DE LOS RATONES, del alemán E.T.A. Hoffman. La verdad es que Clara es una niña en la obra original y la actriz ya tiene veintiocho años. Un detalle que, como dice ella, «pasa piola», en alusión a la juventud de su apariencia que fácilmente pueden quitarle diez o quince años de encima.

EL CASCANUECES es una obra típica de Navidad que se ha interpretado y reinventado incontables veces a lo largo de 120 años. Una de las versiones más vistas y celebradas es la que contó con la coreografía del excepcional bailarín ruso Mijail Baryshinikov. Estrenada en 1976, es un referente en el mundo de la danza y del arte en general. Ha atravesado todos los niveles culturales, desde lo refinado hasta lo más pop. Así como hay versiones realizadas por las mejores compañías de ballet del mundo, también hay, por ejemplo, espectáculos como EL CASCANUECES SOBRE HIELO, a cargo de virtuosos patinadores, o la película de animación BARBIE EN EL CASCANUECES, dirigida al segmento infantil. Una obra de fines del siglo XIX que sigue influyendo a los creadores.

CASCANUECES URBANO es una vuelta más a la tuerca. Es una adaptación que incorpora aquello que los alumnos de D1 saben hacer muy bien: street jazz, break dance, hip hop. Lejos de ser una obra solo para entendidos, es una puesta en escena enérgica, juvenil y que conecta con un público más amplio. De hecho, la elección de Gisela como protagonista se alinea con la búsqueda de audiencias mayores.

«No soy una bailarina, soy actriz, y espero que mi presencia ayude a que más personas descubran este evento y acudan. Las presentaciones de fin de año de la escuela de Vania se han mantenido en perfil bajo, pero ahora es un buen momento para hacerlas más conocidas», explica Gisela. Un dato: lo que se recaude en el evento se destinará a Ángeles D1, centro de formación artística para adolescentes de bajos recursos económicos, fundada por Masías.

cascanueces2 (2)

Elección natural

Gisela Ponce de León toca el piano. Bueno, solo un brevísimo fragmento de Let It Be, de The Beatles. Ella cuenta que le gusta mucho Into the woods, una obra llevada al teatro por Stephen Sondheim que tiene como personajes principales a la Cenicienta, Caperucita Roja o Juanito, el de las habichuelas mágicas. Además de ser la protagonista de Cascanueces Urbano, Gisela ha sido elegida como embajadora de D1: su imagen como actriz era perfecta para promocionar las actividades culturales de la institución. «Gisela es un ejemplo de lo que es ser una artista responsable: transmite la idea de que el trabajo es constante. Esto encaja con los valores que buscamos comunicar a los jóvenes de la escuela», explica Sergio Berto.

Aceptar la invitación de Vania Masías fue una decisión instantánea por parte de Gisela. La conoce desde hace muchos años y ha visto de cerca el crecimiento de D1, un emprendimiento que acaba de ganar el Gran Premio a la Creatividad Empresarial que la UPC entrega cada año. «El arte transforma y te hace una mejor persona. Realmente lo creo. Vania es un ejemplo de esto. Me conmueve todo lo que ha logrado en estos años. Fui feliz cuando me llamaron, acepté al toque», dice la actriz, antes de sonreír de nuevo para la foto.

CASCANUECES URBANO se estrenó el 14 de diciembre en el teatro de la Unifé. Solo dos funciones, ambas ese día. Las entradas se venden en TuEntrada.