¿Qué tal si…

De infinitas posibilidades, en la vida se escoge una y se sigue adelante. Lo demás no existe, nunca fue. Nunca, salvo en papel, ese espacio inmune a las leyes de la naturaleza, donde el pasado y lo futuro son una carta abierta al juego. El artista Jesús Alzamora coge lápiz y papel, y se permite volar.
IMG_2219 retRED

1.-…volviera a ese momento, cuando tenía dieciséis años –y muchas dudas– en el que la señorita de la universidad me pedía que escriba en esos pequeños cuadraditos la carrera que iba a estudiar? ¿Volvería a poner Derecho?
Ni Nostradamus lo sabría.

2.-…hubiera sido lo que decía que iba a ser de niño?
Cantante primero y luego futbolista. Con la primera opción no hubiese podido. Amo la música y por eso mismo es mejor mantenerme al margen. En la segunda tenía más chance. Dicen que no hay zurdo malo. Lo suscribo. Si no me crees, llévame a pichanguear.

3.-…a los siete años, en ese primer viaje de promoción al club El Bosque, sacaba a esa niña que me gustaba a bailar esa canción que también me gustaba: El auto rojo?
Yo creo que me aceptaba. Aunque lo sorprendente está en que me haya gustado esa canción.¡Vilma Palma E Vampiros! Pobres mis oídos….

4.-…dejo de hablar del pasado?
Anacrónico, pa’ variar…

5.-…por fin me meto al gimnasio y salgo a correr tempranito para tener el cuerpo que todos me dicen que debería tener?
Ya viene el verano, ¿no?

6.-…María Paz, mi novia, no me hubiera llamado por accidente a mi celular luego de que yo mismo lo apuntara en el suyo el día que la conocí?
Hay accidentes felices.

7.-…Diario de un mago, mi tercer libro, hubiera sido escrito en tercera persona en vez de en primera?
Me habría cubierto de algunas cosas, pero habría sido un cobarde. Con buenos sentimientos se hace mala literatura, decía un escritor francés.

8.-…ahora que le perdí el miedo al avión empiezo a viajar de mochilero por el mundo?

9.-…me voy a vivir una temporada fuera del Perú, como siempre soñé?
¿Estoy a tiempo aún?

10.-…le pierdo el miedo a la oscuridad?
Ya estoy bien grande, ¿no?

11.-…por fin en el documento de Migraciones me decido por un oficio y lo coloco sin titubear.
He puesto de todo: abogado, actor, mago, escritor, artista. Con esa última me siento ya muy estafador. Pero supongo que es lo más parecido a lo que hago. Artista suena chévere, ¿no?