Un peruano en Nueva York

Por Lucia Solis
Si la cocina fuera una categoría dentro de los Juegos Olímpicos, ahí estaría Omar Ben-Hammou para representarnos, un chef peruano que esparce su arte alrededor del mundo.
Cocina ed. 41RecetasFoto: Javier La Rotta

Su día empieza así: se despierta a las cinco de la mañana porque a las seis debe estar en la cocina preparando todo para el servicio del día en el prestigioso restaurante Le Bernardin de Nueva York, que cuenta con tres estrellas Michelin, una de las más altas distinciones en el mundo de la cocina. Aquí es donde trabaja Omar Ben-Hammou, el chef que está dejando el nombre del Perú en alto a fuego lento y seguro.

El ritmo en Nueva York es intenso, y Omar trabaja en jornadas de entre doce a catorcer horas diarias. «El margen de error tiene que ser mínimo para estar a la altura de las exigencias de la alta cocina en esta ciudad», explica Omar. De padre marroquí y madre peruana, tiene 29 años y vive fuera de Lima desde hace muchos años.

UnPeruanoEnNuevaYork2

Ha cocinado en los mejores restaurantes de ciudades como Sao Paulo, Santiago, Buenos Aires, Melbourne y Miami. «Pero sin duda la mejor experiencia la tuve trabajando como chef de cocina para Rafael Osterling, en su restaurante en Bogotá. Él siempre me dio mucha libertad para explorar mi propia línea culinaria y expresarme libremente», cuenta Omar, quien junto a La Despensa de Rafael, ganó el premio a Mejor Restaurante Casual de Colombia en 2013 y 2014.

Todavía no lo tiene muy claro, pero hay una idea rondando su cabeza: abrir un restaurante en Lima. «Sé que cada día extraño más a mi país y en algún momento quiero tener algo propio. He aprendido mucho dentro y fuera de la cocina, tratando de hacer lo posible para dejar la chaqueta de cocinero peruano en alto», finaliza con la certeza de que solo es cuestión de tiempo para cumplir su gran anhelo.