Miguel Sarria

34 años / Campeón Mundial Kickboxing - Periodista

Texto: Gianfranco Languasco / Fotos: Macarena Tabja
El hombre que alguna vez estuvo detrás de la noticia, hoy acapara los flashes. Luego de perseguir historias en la calle, Miguel Sarria descubrió que lo suyo estaba en un espacio más reducido, entre cuatro esquinas y calzando guantes. Acaba de regresar al Perú con su segundo título mundial de kickboxing en la categoría welter. Hoy, él es la noticia

IMG_9916
Los golpes precisos de un periodista.

Estudié Periodismo en la Universidad San Martín y ejercí la carrera por diez años. Siempre me nació el Periodismo. De pequeño solía leer las páginas de policiales en los diarios locales. Cuando tuve que elegir una carrera, no pude pensar en otra cosa. Nunca me jalaron pero tampoco fui el mejor alumno. Eso sí, jamás dejé de entrenar.

Mi papá me animó a entrenar a los diez años, en el garaje de mi casa en Marcona, Ica. Él había practicado Karate y Judo. Cuando vinimos a Lima, en 1993, me inscribió en Tae Kwon Do pero no había pensado en competir. Yo era muy callado al respecto, no le decía a nadie que lo practicaba.

Siempre tuve carácter. He dejado todo para perseguir mi sueño y nunca me arrepentí y así todo hubiese salido mal, tampoco me hubiese arrepentido. Cuando comencé a competir, me gustó ganar. No paré hasta llegar a la preselección nacional, en 1995.

IMG_9933
Lo admito: soy una persona dedicada totalmente a la adrenalina.

He pasado por balaceras, peleas callejeras, invasiones. Sobre el ring, tienes los sparrings, el rival, los nervios, la lucha que tiene uno mismo. Yo me mentalizo mucho antes de subir al ring. El miedo siempre está. Quien te diga que no lo tiene, te está mintiendo. Lo importante está en controlarlo y ganarse a uno mismo.

Entré a policiales porque un redactor salió de vacaciones y había que reemplazarlo. En mi primera comisión, cubrí el intento de suicidio de una mujer que clamaba la inocencia de su esposo preso. Era medianoche del sábado y ella pedía hablar con el ministro del Interior de ese entonces, Gino Costa. Nadie pensaba que le iba a hacer caso, pero el ministro llegó y habló con ella. Son esas cosas increíbles que suceden en el Periodismo.

En junio defenderé mi título mundial en México.

De ganar de nuevo, trataré de retener mi título acá en Perú en septiembre. En algún momento me gustaría tener un programa sobre artes marciales, pero es algo para más adelante porque tengo para rato en el kickboxing. No tomo ni fumo. Lo que tomo, y bien en serio, es todo esto.