Mauricio

Descanso y placer en una isla africana

Por Mauricio Niño
Elegida en 2012 por los prestigiosos World Travel Awards como el mejor destino en el mundo para pasar una luna de miel, la isla de Mauricio en el sudoeste africano es el lugar ideal para escapar y relajarse. Visita templos hindúes y budistas, pasea a caballo bajo un atardecer en la playa, monta una bicicleta para dos en un safari entre venados, tortugas y cebras, y sobrevuela en avioneta los paisajes de esta isla paradisíaca.

Cinco sentidos

Gusto. La cocina de Mauricio proviene de influencias europeas, chinas, hindúes y africanas. El menú del restaurante Hipocampo está basado en la fusión de estas culturas culinarias. Por US$ 15 prueba el pescado picante en hojas de banana, acompañado de arroz kishmish y raita, una salsa típica de la India a base de yogurt, comino y menta.
9montaditos

Tacto. Nadar en el océano con delfines suena casi como un sueño. Pero en la Bahía de Tamarin, al suroeste de Mauricio, puedes hacerlo durante dos horas por US$ 50. Los animales suelen acercarse a los nadadores en grupos que van desde 30 a 200 delfines. El precio incluye el préstamo de snorkel, aletas y lentes protectores.

p1000422

Vista. Dunas de arena que parecen un arcoíris. Un área de 7.500 metros cuadrados de arena cerca del pueblo de Chamarel, en el suroeste de la isla, tiene en su composición minerales que le dan siete tonalidades diferentes. La entrada es de apenas US$ 2.

mauritius-mauritius_4dtpc.T0

Oído. Disfruta de un espectáculo de séga, la danza nativa más tradicional de la isla, originalmente bailada por esclavos del siglo XVIII. El baile es acompañado con el ritmo del ravanne, una pandereta hecha de piel de cabra, el triángulo y el maravane, una caja de madera llena de granos o frejoles secos.

MauritiusTraditional-music-dance

Olfato. Construido en 1770 sobre 37 hectáreas, el jardín botánico Sir Seewoosagur Ramgoolam Botanical cuenta con 650 especies de plantas, entre las que resaltan las alpinias, de origen chino y aroma a jengibre, o la dombeya, especie nativa en peligro de extinción que emite una fragancia acaramelada. La entrada al jardín cuesta US$ 11 para adultos y los niños menores de cinco años entran gratis.

Dombeya_wallichii2