Belleza adolescente en NY

Kaori de la Flor

Escribe: Gianfranco Languasco / Foto: Vinicios Barros
Con solo dieciséis años, Kaori de la Flor es una de las modelos jóvenes con mayor proyección en la escena limeña. Por estos días viene desfilando para el reconocido diseñador Sergio Dávila en una de las pasarelas más importantes del mundo, el Mercedes Benz New York Fashion Week, luciendo los mejores diseños de su colección Otoño-Invierno. Y ella sigue sin creérselo
kaori

Esa chica es New York!», exclamó el diseñador peruano Sergio Dávila al conocerla, luego de haberla seguido por cuanta pasarela pisó la modelo. Kaori de la Flor Yamamoto [dieciséis años, 1.75 de estatura, ojos marrones e intensos] se había preparado durante tres meses para ese día –era su primer desfile profesional– y para ella fue una gran sorpresa ser la ganadora del evento. La modelo adolescente viajó a Shanghai [China] para representar al Perú en una competencia con modelos de ochenta países. No era casualidad: Mónica Chacón la acogió desde los once años en su Escuela de Imagen y Modelaje Integral, donde le enseñó los secretos mejor guardados de las pasarelas. Al regresar a Perú, le llovían las ofertas: Alessandra Petersen, Claudia Jiménez, Andrés Sardá y Andrea Llosa la tuvieron en sus desfiles. Kaori de la Flor, con tan solo dieciséis años, se iba posicionando como una de las modelos más solicitadas de las pasarelas limeñas. Pero su aventura apenas comenzaba.


Kaori de la Flor modeló por primera vez a los cinco años. Fue su abuela quien le insistió a su madre para que la llevara a un desfile de ayuda social para la colonia japonesa. A la pequeña Kaori le fascinó la experiencia, pero sus padres fueron muy firmes en la decisión: todavía estaba muy pequeña para el modelaje. Con más edad y perspectiva, ella podría elegir finalmente si se dedicaría al modelaje. Pero nunca dejó de ser el centro de atención: si no modelaba, jugaba vóley en un club de menores o bailaba marinera con destreza [a los diez años quedó semifinalista del Campeonato Nacional, en Trujillo]. Pero el modelaje era su pasión. Entonces, a los quince años Kaori tomó la decisión. No obstante, su padre le advirtió que desfilaría solo si sus notas eran altas. Hoy, con dieciséis años, Kaori hace las dos cosas muy bien: ocupa los puestos más altos de su promoción de quinto año, y por estos días desfila en el Mercedes Benz New York Fashion Week 2013, en el Lincoln Center, una de las pasarelas más importantes de la moda junto con París, Londres y Milán. Durante la primera semana de febrero, más de sesenta diseñadores [desde Michael Kors hasta Calvin Klein] y editores de moda, fotógrafos y estilistas ven a Kaori lucir las prendas de la colección Otoño-Invierno de Sergio Dávila. Pero no es algo que el diseñador peruano vea por primera vez.

«Ella me recuerda mucho a Juanita Burga», dice Sergio Dávila, el primer diseñador peruano en presentarse en Nueva York –y el único en presentarse por quinta vez consecutiva en aquella pasarela–. Dávila encontró a Kaori de la Flor luego de una incansable búsqueda de caras frescas para sus diseños. Para Sergio Dávila, Kaori cumple con el estándar de fisonomía que se requiere para ser modelo de pasarela. En Nueva York, donde centenares de modelos aparecen en los eventos de moda, Kaori destaca por su look étnico [gracias a su ascendencia ítalo-japonesa], algo que les fascina a diseñadores como Proenza Schouler, Givenchy y Vivienne Westwood, quienes buscan alejarse del típico look anglo.

kaori2

Desde su tienda en la Casa Marsano de Miraflores, el diseñador recuerda que la comparación con Juanita Burga no es gratuita: al igual que Kaori, Juanita participó en concursos de Elite Models a los dieciséis años, y luego de conocer a Sergio Dávila en Manhattan, comenzó a desfilar en las pasarelas de Londres, París y Milán. Hoy, con poco más de veintiún años, Burga se puede dar el lujo de cobrar miles de dólares por sesión de fotos o desfile. Sergio Dávila, como luz en plena pasarela, la aconseja en todo lo posible para que continúe la estela de modelos jóvenes y exitosas como Juanita. La belleza adolescente de Kaori ya superó las expectativas locales y comenzó a despertar admiración en las grandes capitales de la moda. Y hay que ver cómo lo disfruta.