Guayana Francesa

Un verde rincón desconocido de América del Sur

Escribe: Mauricio Niño
La cultura francesa se mezcla con la de los criollos aborígenes de la selva de Guayana. La historia de la cárcel de la Isla del Diablo atrae a pesar de sus horrores. La jungla ofrece la oportunidad de aventurarse en kayak por sus rápidos ríos, hacer trekking para explorar en la espesura u observar el nacimiento de tortugas laúd.

Cómo llegar

El vuelo desde Lima hasta el aeropuerto de Rochambeau en Cayenne, capital de la Guayana Francesa, toma alrededor de treinta horas, debido a las escalas que suelen realizarse en dos aeropuertos de Brasil. El turista puede aprovechar, entonces, para conocer la ciudad de Bélem, que es una parada obligatoria, ya que el aeropuerto de Vals de Cans en Bélem se encuentra en el extremo noreste de Brasil, muy cerca a las Guayanas. El vuelo puede costar entre US$ 5.000 y US$ 7.000.alok

Dónde quedarse

Las opciones de hospedaje son un hotel convencional como el Central Hôtel de tres estrellas con habitaciones a US$ 100 la noche o la posibilidad de alquilar una habitación por un mes entero a US$ 1.625 o el más elegante Novotel Cayenne que ofrece habitaciones a US$ 270 la noche. Si el visitante desea experimentar el espíritu de la ciudad más de cerca, puede alquilar una pequeña casa con capacidad hasta para 6 personas por US$ 185.

Cinco sentidos

OÍDO. Por solo US$ 8 el visitante puede gozar de un tour por las infames Islas de Salud, que fueron empleadas como cárceles para convictos franceses entre 1852 y 1946. El pasaje de ida y vuelta en bote a la isla principal (la Isla del Diablo) cuesta US$ 42. Puedes almorzar en el albergue de la isla por US$ 25.

OLFATO. Una de las principales exportaciones de la Guayana es el Aceite esencial de Palo de Rosa. Se utiliza para regenerar la piel y para la aromaterapia. Es fácil encontrarlo en floristerías y perfumerías por un precio de entre US$ 30 y US$ 40.

GUSTO. El mejor restaurante de la capital, Cayenne, es La belle Amédée. Ofrece comida francesa preparada a base de mariscos, res y pato. El precio de los platos oscila entre los US$ 30 y US$ 35. Si prefieres la comida local, en la La Kaz Kreol ninguna opción sobrepasa los US$ 30.

VISTA. El 90% del territorio total del país está cubierto de selva. Pero es difícil para un turista explorar y ver los guacamayos, boas, cocodrilos, tortugas laúd y armadillos gigantes que viven allí. Por eso, en el parque de Macouria de 300 hectáreas, cerca de Cayenne, es posible observar a estos animales en un régimen libre.

TACTO. Puedes alquilar un kayak por dos horas y media a US$ 26, ya sea en el mar o en el lago de Lacanau. Puedes intentar también el Waveski surfing, un deporte que utiliza una tabla en la que te puedes sentar y un remo gracias al cual puedes realizar las mismas maniobras que un surfista.