Espejo Artístico

Por Jesús Cuzcano/ Foto de Ximena Vidaurre
Sea cual sea la interpretación que se le de, el arte siempre nos llevará hacia un solo lugar: nosotros mismos. Álvaro de la Puente Muñoz, en el marco de la presentación de su nueva muestra, comenta sobre su visión del arte.
EspejoArtistico1

A puertas de la presentación de Imaginario, su nueva exposición, Álvaro comenta que su cercanía con el arte se dio desde muy temprana edad. A los ocho años, edad en la que muchos niños poseen la curiosa e innata habilidad de destruir todo lo que los rodea [juguetes o adornos, por ejemplo], el aún pequeño artista amoldaba esculturas con las manos en el taller Art Novum. Posteriormente, estas mismas esculturas serían fabricadas en base a arcilla y, años después, en madera y también en piedra de Huamanga.

Esta actividad se extendió durante toda su presencia en el colegio. A los diecisiete años, optó por la profesionalización de su talento. Ingresó al Instituto de Arte y Diseño Corriente Alterna, egresó en 2013 e hizo un bachillerato complementario en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos [2014]. Durante su formación profesional surge un nuevo interés: la pintura. «Primero me interesé bastante por el surrealismo de Dalí y el cubismo de Picasso. Luego indagué en el trabajo de Kandinsky y Jackson Pollock», comenta el artista.

EspejoArtistico2

El action painting, técnica que ahora desarrolla Álvaro, es el nombre con el cual se conoce también a la corriente pictórica abstracta. Esta consiste en salpicar con pintura la superficie de un lienzo de forma espontánea para poder crear la sensación de movimiento o energía. El resultado es una suerte de test de Rorschach [examen psicológico que evalúa la personalidad de una persona] con interpretaciones tan infinitas como las posibilidades que crea el manejo de la pintura.

«Me interesé por el surrealismo de Dalí y el cubismo de Picasso. Luego por el trabajo de Kandinsky y Jackson Pollock».

En 2012 Álvaro hizo su primera exposición unipersonal en el bar La Celosa, en Miraflores. Fue esa la primera revelación de su arte expresionista abstracto. Un año después, al terminar su carrera en el instituto Corriente Alterna, junto con los demás egresados presentó una exposición colectiva bajo el nombre de ‘Punto de Fuga’.

«Jackson Pollock define esta corriente como la reacción de la pintura con el movimiento del cuerpo. Tú te expresas frente a lienzo». Eso es Imaginario: una exposición de treinta cuadros que buscan mostrar una arista diferente de la pintura, su lado más orgánico, más figurativo y que se expresa por sí mismo.

EspejoArtistico3

«En esta exposición he logrado retratar una parte de mí». La expresión artística de Álvaro parte de su interés por la revalorización del arte y es además su mejor forma de retratarse por medio de sus trazos.

Cada corriente tiene una técnica; el action painting tiene la siguiente: se apoya el lienzo sobre el suelo o la pared y se busca una ubicación a una distancia moderada. Con brocha o pincel en mano, se rebusca en la memoria alguna emoción… y se dispara vigorosamente la pintura.