Ellos quieren vestir al mundo

Escribe: Adriana Seminario / Foto: Macarena Tabja
Son las nuevas promesas de la moda. Seleccionados por el Centro de Estudios de Alta Moda [CEAM] y con el respaldo de PromPerú, siete jóvenes diseñadores se presentaron en la pasarela del PerúModa 2013 con el concurso Jóvenes Creadores al Mundo. La temática de este año es Interfusión y sus diseños no sólo fueron un bloque más dentro del programa; ellos cerraron la última noche de la feria de moda más importante del Perú

JOVENES DISEÑADORES foto abridora


La ganadora de la edición 2012, Sandra Serrano Finetti, arrasó con los premios el año pasado. Una pasantía completa en Dinamarca con el diseñador Henrik Vibskov, una pasantía de tres meses en Amsterdam con la compañía Tommy Hilfiger, un mes en Custo Barcelona en España, una pasantía en Arequipa con la empresa Mitchell y una máquina de coser programable valorizada en 1.500 dólares. Como ella, los chicos de la foto con fondo tricolor esperan abrirse camino con su talento. Sólo uno logrará hacerse con la mención y cerrará entre aplausos este evento de celebración de la moda peruana.

Andrea Ozambela, Daniel Escajadillo, Edith Mejía, Magaly Guillén, Silvia Paredes, Moah Saldaña y Rosalind Arroyo. Bien haremos en prestarles atención pues entre ellos puede estar el diseñador que en un futuro no muy lejano nos represente más allá de nuestras fronteras. Son jóvenes, entusiastas, llenos de proyectos y caminos que empiezan con un primer gran paso: presentar cuatro tenidas en el concurso Jóvenes Creadores al Mundo. Este año, competirán entre ellos por un stand de exhibición en la feria Who’s Next de París, un coaching en el Instituto de Moda de Amsterdam, una pasantía de Mitchell & Cía y maquinaria textil profesional.

Para dos de ellos, no es la primera vez. Andrea y Daniel participaron el año pasado y una nota de emoción toca sus voces cuando hablan del evento. Conocen la adrenalina de meses de trabajo, de pruebas de telas y de inspeccionar minuciosamente cada detalle de las prendas para causar una buena impresión en tres minutos de pasarela, o menos. «La moda es arte, puedo expresarme sin límites y contar historias con mis colecciones», comienza Daniel Escajadillo. Él se declara admirador de la silueta femenina, de una mujer poderosa, fuerte e independiente. El grupo es un poco tímido al inicio, pero se sueltan rápidamente con una opinión sobre la moda peruana actual. Después de todo, al cierre de esta nota, están a casi una semana de presentarse en la vitrina más importante del rubro en el país.

«Somos más competitivos ahora. Buscamos representar al Perú con la moda y eso también nos da la oportunidad de abrir más la mente de la gente», comenta Andrea Ozambela, refiriéndose al estigma de frivolidad que suele aparecer cuando se habla del tema. Un sentimiento de optimismo que campea en ellos y una asociación muy directa de la moda peruana con tradiciones culturales y ancestrales. Para algunos de estos diseñadores la inspiración llega a través del cine clásico e íconos del estilo como Coco Chanel, Twiggy, Jackie Kennedy o Audrey Hepburn. Ellos tienen claro que su eje de rotación es el Perú, aunque ninguno se aproxima por el mismo ángulo.

La temática del concurso este año es Interfusión. Les pido dos palabras a cada uno para describir sus colecciones, una suerte de ejercicio extremo de síntesis:

Andrea O. Tradición. Globalización.
Edith M. Rescatar. Revalorar.
Daniel E. Emoción. Lucha.
Magaly G. Explosión. Creatividad.
Moah S. Oscuro. Innovación.

Solo Silvia Paredes y Rosalind Arroyo no pudieron estar para esta entrevista. Ambas se encontraban en Huancayo finalizando sus piezas para la gran noche. Casualmente, las palabras de Rosalind son exactamente las mismas que las de Edith: rescatar y revalorar, junto con tradición y creatividad. Todos comparten una vibra de optimismo, son conscientes de que están haciendo un lugar en el mapa de la moda. Para que el resto sepa que en el Perú hay más que estilos folclóricos. Que hay moda peruana joven, fresca y lista para entrar en carrera.

Los ejemplos
Sergio Dávila, Meche Correa, Noe Bernacelli, Edward Venero. Diseñadores peruanos reconocidos, con desfiles en el New York Fashion Week y ventas europeas, son mencionados como inspiración y modelos a seguir. A los jóvenes creadores los deslumbran los accesorios voluminosos e imponentes de Meche Correa, las temáticas peruanas e innovadoras de Edward Venero y los detalles en algunos diseños de Giancarlo Gallo. Pero sobre todos, Sergio Dávila gana el score de diseñador peruano más admirado. ¿Los motivos? Su trayectoria internacional con una propuesta sobria, clásica y al mismo tiempo innovadora, pero sobre todo, su sencillez. «No lo conozco en persona, pero se ve que tiene una manera de interactuar muy cordial y accesible. Eso lo hace un gran diseñador y una gran persona» asegura Daniel Escajadillo. Sus diseños pisarán la misma pasarela que las tenidas de Sergio, que se presenta dos días antes en el evento. Ninguno oculta su emoción y estallan en risas nerviosas cuando se les pregunta cómo se sienten a una semana del evento. Hoy, en el estudio, el lente está enfocado en ellos, pero en pocos días los flashes irán apuntando a sus cuatro creaciones en la pasarela, y momentos después, sólo a uno. La nueva promesa.