El Precoz diseñador de Apple

El geek peruano adolescente que se hizo millonario diseñando aplicaciones

Escribe: María Jesús Zevallos / Foto: Ronald Martínez
Tiene dieciséis años, fierros en los dientes y viste como un adolescente que detesta a Justin Bieber. Hasta ahí, todo normal. Salvo que, desde hace cuatro años, Michael Sayman diseña aplicaciones que luego vende en iStore, la tienda virtual de Apple. Es peruano, pero vive en Miami con su familia. Es un niño genio 2.0, un geek que no tiene problema con las chicas, que no habla de física cuántica o de cómics. Michael Sayman se hizo millonario vendiendo apps

Es una sala antigua, de sofás de terciopelo color vino, de adornos barrocos, de alfombras persas. En esta misma sala, que huele a museo, a casona vieja, está Michael Sayman como un extraterrestre recién llegado de otra época: sostiene un iPad en la mano derecha, una MacBook Pro descansa sobre sus piernasy guarda un iPhone en su bolsillo.

«Estoy en medio del año escolar», dice Sayman, el adolescente que no tiene el primer lugar en su colegio, pero estuvo en Perú dando conferencias sobre tecnología en universidades de Lima, Arequipa y Chiclayo. «Si estudiara, podría ser el número uno». Es cierto. Sayman se parece a Hilary Clinton y a Jim Morrison. Los tres tienen un coeficiente intelectual de 140. Pero él casi no tiene tiempo: trabaja en las apps que diseña para iStore. Para hacer solo una, puede tardarse cuatro meses. Empezó como un juego y hoy sus creaciones han alcanzado 2 millones de descargas a nivel mundial.

Cuando tenía siete años, Sayman estaba obsesionado con un juego por Internet que se llama Club Penguin. «Nunca acababa. Era como una realidad virtual, pero en un pingüino. Se trataba de construir algo, no de competir; pasar al próximo nivel y olvidar todo lo que dejaste atrás. Es más, tenía un peluche». No le gustaba mucho el Xbox ni el PlayStation. Solo ese. Al año siguiente, comenzó a hacer páginas web para subir guías y trucos para el juego. Cuando cumplió doce años, apareció el iStore y un programa para crear aplicaciones que Apple enseñaba en sus conferencias. «Me animé a probarlo y a hacer algo para juntar las guías que hacía sobre Club Penguin. Lo hice, lo mandé a la tienda y ahí comenzó todo». Una semana después, su aplicación encabezó las listas de las diez más descargadas.