El abuelito que no temía a las pantys

Escribe: Carlos Portugal
Todo cambió hace menos de un mes en un viaje a Cantón, cuando su nieta le pidió un consejo ¿Cómo combinar las prendas que ella vendía por Internet? Liu Qianping decidió probárselas. Las chaquetas ajustadas, los lentes, las faldas. Ropa poco común para un septuagenario.

Qianping tiene 72 años, su nieta Lu Ting 24. Ella lo invitó a su casa y le mostró su negocio de ropa. Su abuelo, un ex granjero que vivía en la provincia de Hunan, se probó las prendas de colores pasteles y, de paso, se divirtió haciéndolo. Ese día su nieta le tomó varias fotografías, las subió a la red social más conocida de China Weibo y empezó el boom.

Casi diez millones de usuarios vieron las fotografías de Qianping en Weibo y Lu se decidió a colocarlas como portada dentro de su sitio de ropa web “Yecco”. Ahora, el abuelito Liu es el nuevo icono de la moda en China.

- Ya estoy muy viejo, sólo quiero hacer feliz a mi nieta-, dice Qianping sonriendo

En las sesiones de foto, él posa con naturalidad. Tampoco le molesta usar maquillaje, pelucas o hacer muecas. Por su contextura delgada, la ropa de veinteañera le sienta bien: perfectamente entallada. Las medias altas, las minifaldas y los guantes de seda también son parte de su sofisticado look.

Las ventas de su nieta han crecido, su ropa es conocida en todo China y varias partes del mundo. La fama para el abuelito Liu llegó vestida de rosado, con guantes y carteras. A él no le molesta experimentar, lo único que realmente le importa es sacarle una sonrisa a su nieta.