De Francia con sabor

Por Lucia Solis / Foto de Ximena Vidaurre
Charles Sacuto es dueño de la cadena de tiendas Delifrance, y desde hace diez años desarrolla en Oxapampa un criadero y una minirreserva ecológica para rescatar especies en extinción.
DeFranciaConSabor (3)

Tenía tan solo treinta años cuando llegó desde Europa con un propósito claro: empezar un negocio. Era 1995, «tuve un restaurante en Francia, me harté y me fui a Suiza, y luego me cansé de Suiza y vinimos al Perú, un país que no iba tan bien en aquella época pero que se estaba reponiendo. Era una oportunidad», dice Charles desde una de sus tiendas en Miraflores. Y habla en plural porque llegó junto con Sandra, su compañera y cómplice, a quien conoció en Suiza, lugar donde ambos tenían restaurantes que colindaban entre sí. Así se dio el flechazo. Sandra, que ya había estado en el Perú realizando prácticas en La Tiendecita Blanca de Miraflores, logró poner un restaurante en la calle Berlín, que terminaría siendo atacado por un coche bomba en los años del terrorismo. Años muy difíciles para emprendedores como ellos.

Esto hizo que Sandra retornara a Suiza, donde se conocieron. Desde entonces están juntos, pero no se han casado. «Vivimos en pecado», bromea Charles. Sandra pasa por su lado, lo mira, sonríe y le dice que tiene una cita en ‘‘la embajada’’. Charles asiente y ella sale apurada. Cuando pusieron la primera tienda, en Monterrico, hacían paté y algunos platos preparados. «Empezamos muy chiquitos. Durante dos años fuimos solo cuatro personas: dos empleados, mi mujer que vendía en la tienda y yo, que cocinaba», cuenta Charles.

Poco a poco comenzaron a crecer. Con el tiempo incursionaron en panadería y lanzaron su propia línea de productos, hasta que se toparon con los problemas habituales con algunos proveedores. Con esto se dieron cuenta de que necesitaban tener un criadero propio que garantizara la calidad de sus productos.

DeFranciaConSabor (1)

Al natural

«Aquí queremos que todo sea natural», dice Charles Sacuto. Todo lo que se vende en Delifrance es producido por ellos mismos, y llega desde Oxapampa, a casi 400 kilómetros de Lima. En ese lugar, desde 2004, Charles tiene una chacra donde cría pollos, patos, gallinas y chanchos, que son alimentados naturalmente para su consumo posterior. «Fuimos a Oxapampa porque el clima es ideal, las noches son frescas y frías, hay agua y bastante pasto, está en plena ceja de selva y todos los animales están en libertad», agrega Charles. Este estilo de crianza de animales le permite no introducir antibióticos, y que puedan crecer y criarse de la manera más natural posible, alimentados
especialmente con frutas y verduras.

«Aquí queremos que todo sea natural», dice Charles Sacuto. Todo lo que se vende en Delifrance es producido por ellos mismos, y llega desde Oxapampa, a casi 400 kilómetros de Lima.

Progresivamente, Charles Sacuto adquirió bosques en mal estado, y hoy tiene una minireserva de 350 hectáreas. Todo el terreno ha sido reforestado y resembrado únicamente con especies nativas. Los resultados han sido buenos: los osos de anteojos, animales en peligro de extinción, han regresado a la zona y son protegidos por Charles y los demás vecinos. Uno de ellos, ex jefe del Parque Nacional Yanachaga Chemillén, vio a una especie de felino que se pensaba estaba desaparecido en la región. «Esa es una pequeña victoria para nosotros, un grano de arena que ponemos en el mundo», dice Charles, quien además no tiene ningún proyecto turístico en el lugar, porque quiere intervenir lo menos posible y dejar todo el espacio libre. «Lo único que está prohibido ahí son los cazadores y la gente», agrega.

Los clientes entran y salen del local de la avenida Comandante Espinar. Además del paté, de los croissants y los panes de chocolate, los cuadros con fotos de la chacra de Oxapampa decoran y endulzan el lugar. Charles Sacuto saluda a cada persona que entra en el local y, desde su oficina, cuenta que viaja cada año a Francia, pero que su hogar está en Lima y Oxapampa, junto con Sandra, su compañera y su familia: «Tengo muchos hijos de cuatro patas», dice entre risas Charles.

DeFranciaConSabor (2)