La vejez de un voyeur

Escribe: Gloria Ziegler
La curadora Giuliana Vidarte y la fotógrafa Sonia Cunliffe en encuentro internacional de crítica de arte en Miami.

La caja apareció en La Cachina. Tenía decenas de negativos fotográficos sin revelar, cartas, postales, dibujos eróticos y vellos púbicos que Cesar guardó obsesivamente durante décadas. Era una colección fetichista de retratos de 1926, cuando él y Paquita se habían conocido, y las otras imágenes: las de su reencuentro sexual en 1959. Habían pasado más de treinta años y ya eran viejos, pero fue entonces cuando decidieron hacer una sesión fotográfica de sexo explícito. Esa misma que el coleccionista Jorge Bustamante encontró en La Cachina y luego llegaría a formar parte de la instalación Un hombre y una mujer de la fotógrafa Sonia Cunliffe.

«Las cartas me parecieron apasionantes y de repente estaba el clic del sexo en la tercera edad, que era una cosa muy importante», cuenta Cunliffe. Empezó editando fotos para una instalación que montaría en un catre, luego hizo una mesa de documentos y un libro objeto, que incluye una de las cartas que César le escribió a Paquita en aquellos años. «Me encantó la idea de hacer la instalación dentro de un catre, porque allí había sucedido, y las lupas delante de las fotografías funcionan como una pantalla. Invitan a curiosear, a mirar, pero yo no estoy imponiendo nada, sino que es el espectador quien se acerca para ver», dice la fotógrafa.

Esta muestra, que ya participó de la Bienal de Fotografía en Lima, ahora llegó al Encuentro de Críticos e Investigadores en Miami —organizada por Photoespaña, la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo y el Centro Cultural Español de Cooperación Iberoamericana—, de la mano de una ponencia de la curadora peruana Giuliana Vidarte. «El encuentro estaba centrado en Cuerpo, Eros y Política y me pareció perfecto conjugar mi interés sobre el archivo y además presentar esta nueva forma de mirar la sexualidad en la tercera edad, y que va un poco en contra de lo que normalmente recibimos de los medios de comunicación», cuenta Vidarte.