La gran sangre

¿Los hijos de los Beatles deben formar una banda?

La reciente publicación de The Fear of Missing Out, de Thenewno2, la banda de Dhani Harrison, ha vuelto a estimular la nostálgica pregunta del fan insaciable: ¿Algún día los hijos de The Beatles tocarán juntos? El deseo disfrazado de interrogante, aunque noble y francamente emotivo, ya debería estar archivado en el cajón de Cosas que seguramente no van a ocurrir mientras estés vivo, al lado de misterios no resueltos como ¿Pink Floyd grabará un nuevo disco?, ¿Cuándo se reconciliarán Axl Rose y Slash?, Si Tupak Shakur volvió en holograma, ¿harán lo mismo con Chacalón?. Sin embargo, estas peticiones siguen vigentes.

En abril de este año, un rumor propagado en diversos medios de comunicación alimentó la esperanza de ver tocar juntos a los músicos Sean Lennon, James McCartney, Zak Starkey y Dhani Harrison, adultos retoños de John, Paul, Ringo y George, respectivamente. Al parecer, dicho rumor se basó en una declaración de James a la BBC de Londres hecha el 3 de abril. «No creo que sea algo que Zak quiera hacer», comentó el hijo de Paul sobre la posible reunión de los célebres vástagos. «Tal vez Jason [otro hijo de Starr que también es baterista] sí quiera hacerlo. Yo sí lo haría. Sean me parece que lo haría, Dhani también. Yo estaría feliz de juntarnos», agregó.

Ese puede ser entre líneas se transformó en titulares tendenciosos e imprecisos con la verdad, tales como «Hijos de los Beatles evalúan tocar juntos» o «Hijos de los Beatles podrían formar nueva generación de banda». Lo cierto es que, en la entrevista para la cadena británica, James responde lo siguiente cuando le preguntan si cree que dicha reunión se hará realidad: «Sí, con suerte, de manera natural. No lo sé, tendrás que esperar y ver. Será la voluntad de Dios, el apoyo de la naturaleza, supongo. Entonces, sí, quizás».

En síntesis, nada concreto. La fogata de las ilusiones beatlemaníacas se apagó a fines de junio, cuando Ringo Starr negó que sus hijos estén interesados en tal iniciativa. Sin embargo, retomamos la cuestión de esta nota: ¿los descendientes de la banda más grande de Liverpool deben hacer música juntos? Tal vez no es un deber que lo hagan, pero sí será un gran placer. Ojalá que se animen.