Millonarios hechos en Perú

Escribe: Luis Felipe Gamarra / Ilustración: Mikel Hoyle
La lista Forbes cumple veintisiete años reseñando las fortunas de los hombres más ricos del planeta. Un ranking donde Perú, que figura desde el año 2012, se ha convertido rápidamente en el tercer proveedor de mega ricos en la región

ekeko rgb
No es posible comprender el mundo de los negocios, ni cómo se manejan las empresas en las grandes ligas, sin conocer los millones que están detrás de sus protagonistas. Por ese motivo, desde hace veintisiete años la revista Forbes publica una lista conformada por los hombres y mujeres más ricos del planeta, en la que no solo se revela el origen de su fortuna, sino los motivos que los llevaron a multiplicar su dinero o los errores que los encaminaron al crack. Es, en resumen, una mirada del mundo a través de sus titiriteros.

Para integrar este ranking solo existe un requisito: administrar una fortuna por encima de los 1.000 millones de dólares. En 1987 solo 140 personajes de Estados Unidos, Japón, Francia, Alemania, Suiza y el Reino Unido ingresaron al selecto círculo. Entonces, el hombre más rico era el japonés Yoshiaki Tsutsumi, cuya fortuna amasada en el sector inmobiliario se valoró en 21 billones de dólares, superaba de lejos la del entonces hombre más rico de Estados Unidos, Sam Walton [dueño de Wal-Mart], cuyo patrimonio solo ascendía a 4.5 billones de dólares. Tsutsumi lideró el ranking hasta 1993. El magnate de la informática Bill Gates ingresó al primer lugar del ranking en 1994 con 13 billones. Sin embargo, para 2009, cuando el mexicano Carlos Slim lo sustituyó, el capital de Gates ascendía a 40 billones. Hoy, Slim es considerado el hombre más rico del mundo nuevamente desde 2010, con un patrimonio estimado en 73 billones, que no dejó de crecer ni durante los momentos más duros de la crisis.

La lista Forbes no solo representa un indicador para observar cómo se desplaza el dinero en la economía global, sino que países alcanzan protagonismo económico a partir del número de ricos que poseen. En 1987, Forbes solo registró 140 apellidos con una riqueza por encima del billón. De esos primeros ricos, solo 24 siguen en el hall de la fama. Aquel año, Bill Gates, el adolescente que creó a los 13 años su primer software, registraba una fortuna de 1.25 billones de dólares, hoy posee 67 billones de dólares. Es el segundo hombre más rico del planeta. Desde entonces, los hombres vinculados a la informática como Larry Ellison [43 billones], Jeff Bezos [25.2 billones], Larry Page [23 billones], Paul Allen [15 billones], Mark Zuckerberg [13.3 billones] y Dustin Moskovitz [3.8 billones] son los infaltables chicos malos de Forbes. Carlos Slim, que se incorporó a la lista en 2005 con 25 billones de dólares, revelando el rápido crecimiento de las fortunas que se cocinaban en la frontera del Río Grande, registra ahora una fortuna de 73 billones, que lo ponen por encima de todos los billonarios del mundo.

Este año se listaron 1.342 mega ricos [116 más que el año pasado] distribuidos en cinco continentes. Estados Unidos sigue liderando el ranking [442], seguido de la región Asia y el Pacífico [386], Europa [366], Medio Oriente y África [103] y América Latina [96], revelando que existen países en los que pese a la crisis resulta más fácil amasar fortunas. En este último rincón, Brasil encabeza el ranking, con Paulo Lemann en el nivel más alto, con 17.8 billones. Siguen México [15], Chile [14], Perú [10], Argentina [5], Colombia [5] y Venezuela [3]. No resulta ninguna casualidad que el país se haya convertido en la tercera cuna de ricos de la región.

Los dueños del Perú

En 1989, el ex senador Carlos Malpica publicó el libro Los dueños del perú, el primer directorio de empresas peruanas que se convertiría en el también primer vademécum para medir la riqueza en el Perú. Pese a que Malpica enumeró los millones que administraban los grupos económicos más conocidos de entonces, entre los que destacaban los llamados 12 apóstoles, eran cifras que para listados como el de Forbes pasaban por debajo del radar. En 2004, Los dueños de américa latina, del investigador Gerardo Reyes, que perfilaba a los ejecutivos más potentados de la región, tampoco narró la zaga de ningún peruano. Pero, ahora que el milagro peruano figura en las primeras planas de The Economist, The Financial Times o The Washington Post, Forbes no podía seguir ignorando al país. El año pasado, el Perú se sumó a las 64 economías que figuran en el ranking, tras la admisión de los empresarios Eduardo Hochschild Beek [2.1 billones], líder del Hochschild Mining y Cementos Pacasmayo; y Carlos Rodríguez-Pastor Persivale [3.4 billones], cabeza del Grupo Interbank, protagonistas en sectores vinculados a la minería, la construcción, la banca y el consumo masivo, que en los últimos años han experimentado un insólito despegue.

Este 2013, el Perú ha sostenido su expansión económica mientras otras economías han perdido peso, además de registrar el incremento de las fortunas de Hochschild [0.1 billones más] y Rodríguez-Pastor [1.4 billones más], Forbes incorporó a los hermanos Eduardo Belmont Anderson, CEO de Belcorp [6.1 billones] y Fernando Belmont Anderson, CEO de Yanbal [2.2 billones], líderes regionales del mundo de la belleza con sus marcas de cosméticos. Les siguen Alberto Benavides de la Quintana, presidente de Minas Buenaventura [2 billones], conocido como el patriarca de la minería peruana, así como los herméticos hermanos Brescia Cafferata: Mario [1.8 billones], Ana María [1.35 billones] y Rosa [1.35 billones], fundadores del Grupo Brescia, que destaca en sectores como banca, turismo, minería, construcción y manufactura. Por último, están los hermanos Rodríguez Rodríguez, propietarios del Grupo Gloria: Vito [1.6 billones] y Jorge [1.4 billones], con negocios en manufactura, cemento y agroindustria.

Todas estas fortunas suman 23,3 billones, el equivalente al 10% del PBI peruano, pero si se comparan con la fortuna de los ricos de Forbes, solo se equipara al patrimonio de Jim Walton, hijo de Sam Walton, que multiplicó su patrimonio por cinco en menos de dos décadas.

Hoy, estos 10 peruanos solo representan el 4% en lo que respecta a los millones que manejan los 93 poderosos de América Latina. 2014 será el turno de hombres como Dionisio Romero Paoletti [Grupo Romero], José Graña Miró Quesada [G&M], Samuel Dyer Coriat [Grupo Dyer], Ángel Añaños [Grupo Ajeper], Oswaldo Sandoval [Grupo Sandoval] o Johnny Lindley [Corporación Lindley], para abrir la cancha al ingreso de otros peruanos en este ranking.

Pero eso, claro, solo dependerá del tamaño de sus billeteras, sobre todo del dinero que ellos mismos pongan de su bolsillo para construir un país en el que sus éxitos se sigan multiplicando.