El hombre del corte simple

Por Cecilia Almeida
Hien Le, el mejor diseñador joven de Alemania, es un muchacho de Laos que se ha ganado el respeto del Occidente por sus diseños y texturas únicas, y sobrias a la vez.
instamoda1

Crear en un país que no es el tuyo y soportar las miradas que quieren vincularte con cierta influencia oriental en tu trabajo solo porque tienes los ojos rasgados, incluso cuando la única conexión entre esos dos mundos es un abuelo sastre. Luego de sobreponerse a la rudeza de una escena alemana en que la competencia y la creatividad son exigentes y callarles la boca con una pasarela que asombraría a los teutones en el Mercedes-Benz Fashion Week de Berlín hace cuatro años.

De eso se trata el arte de Hien Le.

Ese mismo año, el joven diseñador nacido en Laos, un país del sureste asiático flanqueado por China y Vietnam, lanzó su propia marca de moda que supo mantener la atenta mirada de los medios especializados. En el 2011 ganó el tercer premio de un concurso de emprendimientos de la moda e incluso fue nominado como Mejor Artista Revelación por una revista alemana. Hien Le no es ningún improvisado. Nació en 1979, empezó como sastre a los quince, diseñó su primera pieza un año después, y, ahora, tras pasar la mitad de su vida trabajando –en la francesa Marie Claire y para la belga Veronique Branquinho– o estudiando en la Universidad de Ciencias Aplicadas (HTW) en el mismo Berlín, puede decir que ya sus creaciones son reconocidas.

Hien Le Show - Mercedes-Benz Fashion Week Spring/Summer 2014

Hien Le tiene un taller semisubterráneo en el mismo barrio donde estudió la primaria. Se considera un fanático del blanco –tiene más de cien camisetas de ese color, como las que luce en las entrevistas– y de un material: la alcántara, una especie de gamuza de cuero creada en 1970 por el científico japonés Miyoshi Okamoto. También, durante su primera etapa, mezcló distintos materiales, como la seda, el algodón y el bambú. El resultado: que los hombres que llevan sus prendas holgadas, minimalistas, de cortes muy definidos semejen «enfermeras chic de una clínica privada».

En su trabajo hay mucho de la labor manual, detallista y obsesiva. Hien Le dijo en una entrevista a la cadena alemana DW sobre su labor creativa: «Los colores y materiales definen la colección. Soy una persona que valora mucho el tacto. Por eso solo utilizo materiales que podría llevar yo y que se sientan bien sobre la piel». Además emplea materiales que provienen del comercio justo, en ferias de Suiza e Italia, sobre todo.

instamoda2

Hace un par de años, su colección primavera-verano la bautizó como «elegante casual», creaciones con pantalones cortos inspiradas en ropa deportiva. Una temporada después, para el otoño-invierno 2014, Hein Le se renovó y trasladó nuevos referentes a su trabajo: esta vez los trazos de color de los ‘rectángulos’ de Mark Rothko, el artista nacido en Letonia vinculado al expresionismo abstracto, le servirían de inspiración. Hein Le se muestra así como uno de los diseñadores más interesantes y versátiles de la movida berlinesa, no por sus orígenes exóticos, sino por su simpleza y sobriedad.