Campeones (y con) futuro

Por María Alejandra López / Foto de Augusto Escribens
El equipo de Perú Champs tiene una tarea muy importante desde el año pasado: conseguir que niños peruanos con alto potencial y bajos recursos reciban una educación de primer nivel y se conviertan en los próximos líderes del país.
peruchamps

¿Cómo conseguir que niños de bajos recursos accedan a educación de excelencia?. Esa fue la pregunta que el equipo de la organización Perú Champs se planteó. «Fue cuestión de sentarnos en una pizarra y decidir cómo podríamos ayudarlos», dice Alberto De Cárdenas, el director ejecutivo de la asociación. La solución estaba en encontrar «Champs», chicos que destaquen del resto por un talento especial, buena actitud y promedios escolares sobresalientes. «En el Perú cuando se habla de becas uno piensa “becas académicas”, nosotros no sólo nos orientamos a eso: buscamos atletas, deportistas, artistas, caricaturistas, cocineros, y no sólo expertos en matemática o lenguaje», agrega. Lo más trascendental para ellos es formar un líder que destaque por buscar lo mejor para su comunidad y el país.

Perú Champs está conformado por tres personas: Alberto De Cárdenas, Guillermo Terán y Alberto Muñoz. El equipo no es numeroso, pero la labor que realizan ha sido capaz de cambiar el futuro de 235 niños, quienes actualmente cuentan con una beca anual para continuar sus clases en una de las sedes de Innova Schools, estos colegios experimentales que se caracterizan por ser accesibles económicamente y ofrecer un estándar de calidad que los diferencia del resto.

Son varias las empresas que ya han ayudado a Perú Champs, y ellos se han llevado la sorpresa de comprometerse con algo más que sólo ayuda económica. Alberto De Cárdenas no quería que el proceso sea financiar a un niño sin conocer algo más acerca de él, por ello, en la página web de Perú Champs figura cada postulante, su fotografía, edad y una breve respuesta a la pregunta «¿Qué deseo le pedirían a la lámpara mágica de Aladino si pudieran tenerla por un día?». Una vez un señor ayudó a un niño porque tenía el mismo sueño que él cuando era chico; el gerente de una empresa les pidió a sus hijos que eligieran a dos Champs con quienes sintieran afinidad; y también hubo una empresa de diseño que financió a Champs con talentos para dibujar, querían invitarlos a conocer la empresa y enseñarles en qué consistía su trabajo.

Perú Champs aún necesita ayuda para cumplir la meta que tienen trazada para el 2017: tener 3 mil líderes estudiando. Se necesitan voluntarios, aportadores y muchas ganas para permitir que más niños sigan contribuyendo con su talento. El aprendizaje puede ser el arma más poderosa que cada uno de ellos tendrá para construir su futuro.