Magaly Medina: sneak peek

Por Mariano Olivera La Rosa

_D9A4386 ret
-­­La vida no es un programa grabado­­ -le digo­­-. Pero si pudieras volver a vivir lo mismo que has vivido y tuvieras la chance de corregir algo, ¿qué sería?
­­-Hubiera tenido a mi hijo y no me hubiera casado ­­-responde Magaly sin pensarlo un segundo­­-. Inmediatamente después de dar a luz hubiera seguido en el mundo del periodismo y hubiera terminado mi carrera. Es algo de lo que sí me arrepiento. Hubiera terminado mi carrera a como diera lugar ­­-sentencia­­-. La vida me puso siempre ante disyuntivas radicales, pero he conseguido muchas cosas gracias a mi trabajo; tengo una familia que pasó de ser una de muchas necesidades que vivía en Huacho a vivir bien: ese es uno de mis mayores logros. Creo que soy una afortunada.
­­-¿Sigues yendo a terapia?
­­-Sí, por mis estados de ánimo, que a veces son muy frustrantes. Además descubrí que tengo… cómo se llama… déficit de atención del adulto. Algo así… entonces estoy en un tratamiento por eso.
­­-Ya no es tabú hablar de estas cosas. Hace unos años te veían como loco si contabas que ibas al psiquiatra.
­­-Yo soy la primera que lo dice ­­-afirma, casi con orgullo­­-. Ahora me medican menos que antes… No sé si esto de la menopausia… ¡Qué fea palabra! Pero, bueno, estoy también con una terapia hormonal; había perdido mucho músculo pese a los ejercicios que hacía.
­­-Pero estás sana.
­­-Muy sana.
­­-Solo estás menopáusica.
­­-Solo menopáusica [suelta una de sus carcajadas arrolladoras]… No, no, ya pasé por eso; ya no tengo nada. Además con mi terapia hormonal tengo un genio lindísimo… Bueno, el genio temperamental siempre lo tendré, pero no estoy en plan ‘mírame y no me toques’, como hace un tiempo.
Va una pregunta random.
­­-Si tu producción consiguiera a Paolo Guerrero como invitado, ¿lo entrevistarías?
­­-¡Claro que lo entrevistaría!… Pero no creo que su mamá lo deje ir a mi programa [en su célebre boca asoma una sonrisa juguetona]. No creo que doña Peta lo permita.