Diez escenas heróicas sobre el cine peruano

Escribe: César Ochoa / Fotografías: Marco Garro y Macarena Tabja
Alberto Chicho Durant

Alberto Chicho Durant

Para Chicho el pasaje 18 del centro comercial Polvos Azules es la verdadera «Cinemateca Nacional», un lugar donde cualquiera puede tener acceso a películas de todo género, época y director. En su libro ¿DÓNDE ESTÁ EL PIRATA?, hizo una defensa a este tipo de difusión cultural. Así es él: un cineasta que ha hecho de la franqueza el sello de toda su producción. Con ALIAS LA GRINGA, la historia de una fuga de la cárcel de El Frontón, logró convocar a 550 mil espectadores, allá por 1991. Un récord para la época. Su último largometraje, CUCHILLOS EN EL CIELO, a diferencia de aquella historia de acción, trata sobre la relación entre una madre y su hija fruto de una violación. Un largometraje —reconoce— difícil de llegar a un público masivo, pero bien hecha, con grandes actores. Y es que para él, el cine es una mistura de trabajo, perseverancia y suerte. Una suerte que, más que por azar, llega como un premio al esfuerzo desplegado. «Si no me hubiera encontrado en un desayuno con la persona que aceptó producir mi película CORAJE, no la hubiera filmado». Por ahora escribe el guion de su siguiente película: una historia que se desarrollará en una casa de playa de Asia. «Cuando una cinta nacional entra en cartelera y el público responde, las salas no deben sacarla pronto solo porque entra otra más grande. Es más, no se le debe poner el afiche recién el día del estreno y el tráiler una semana antes. Si no las publicitan bien, ¿cómo quieren que la gente las vea?»

Joanna Lombardi

Joanna Lombardi

Acaba de leer EL JARDÍN DE AL LADO de Donoso, y le encantó LOS DETECTIVES SALVAJES de Roberto Bolaño. Lectora voraz, dice que heredó de su padre, el también cineasta Francisco Lombardi, su personalidad. Y de su madre, la guionista Giovanna Pollarolo, «o de ambos», el placer de la lectura. Junto al director de clásicos peruanos como PANTALEÓN Y LAS VISITADORAS y NO SE LO DIGAS A NADIE, viaja a festivales de cine a devorar películas de todo el mundo. Su reciente opera prima, CASADENTRO, recibió el premio de la crítica internacional en el 36 Festival de Cines del Mundo de Montreal. Ese es el interés cinematográfico de Joanna Lombardi: el cine de autor, intimista, artísticamente expresivo. Es más, no está entre sus preocupaciones estrenar su próxima película —una road movie acerca de un viaje— en salas comerciales. Ella quiere centrarse en los clubes de cine independiente y en los festivales. «Más que contar historias, quiero mostrar la cotidianeidad, cosas que le pueden pasar a todo el mundo», dice. CASADENTRO, precisamente, es la historia de cuatro mujeres de una familia que se reúnen por una noche y cuya trama avanza lentamente. «Es un cine de observación, muy contemplativo», remarca. Joanna desea, más allá de competir con la industria comercial, que se promueve un circuito de salas sostenible de cine alternativo. No está de acuerdo con que haya un solo menú. «El otro día un amigo me dijo “que pena que a tu película le haya ido mal en las salas”. Pero no es así. Mi objetivo no era la taquilla, sino que le vaya bien en festivales. Y así fue. Para mí ha sido muy exitosa. Seguiré en esa línea»

Josué Méndez

Josué Méndez

El solo hecho de hacer una película es un triunfo», dice Josué Méndez, director de DIOSES y de la multipremiada cinta DÍAS DE SANTIAGO. «Cualquier creación artística es un acto de resistencia —remarca—, es como sacar la lengua a la realidad, porque muchas cosas conspiran en contra». Josué no solo hace cine. Ha incursionado en la realización de teatro, ha trabajado para guiones de televisión, realiza comerciales. La industria de cine en el Perú, para él, se debe fomentar desde las empresas de producción, con directores-productores y, por supuesto, con patrocinio parte del Estado. Josué estudió en la escuela de cine de Robles Godoy, en la última promoción; y recibió —gracias a Rolex Mentor and Protégé Arts Initiative— una mentoría por un año y media con Stephen Frears, un director de cine británico con el que realizó DIOSES. Tanto le ha costado hacer sus películas anteriores, que emprender un nuevo proyecto se presenta como un verdadero reto. De hecho, está trabajando un guión, esa parte de la realización que para él es la más difícil, entre otras cosas, porque se enfrentan a la soledad, a la cantera interna. Ahora, desde Canica Films, produce comerciales de televisión, documentales para la mayoría de países de Sudamérica, el Caribe, México y Estados Unidos. A esperar su siguiente película. «La coproducción de películas es clave. Es la tendencia mundial. Pero lo primero que te pregunta un coproductor extranjero es en qué te apoya el Estado. Si ven que no hay ese sustento, se van. Eso es muy mal visto. El cine es crucial para un país, vende cultura hacia afuera»

Augusto Tamayo

Augusto Tamayo

El cine es un medio de expresión y cada quien asume la expresión de la forma que le parezca. Nunca he planteado caminos universales», afirma Augusto Tamayo, quien ha cumplido cuarenta años en el mundo del cine, en los cuales ha estado en todos los frentes: ha escrito guiones, editado, producido y dirigido cortometrajes, medios y largometrajes, series de televisión, 6 telenovelas, 35 documentales y más de 500 comerciales. Su película, LA FUGA DEL CHACAL, fue una de la cinta más taquilleras del cine peruano por varios años. He realizado muchos tipos de películas, y respeta todas las opciones, de aquellos que han optado por ser masivos y por los que no. Y dice que la industria debe sustentarse en la producción constante, conectarse con el público. Mientras más variada la oferta, mejor. Él no quiere encasillarse, optará por cintas comerciales, quizá volver a las tramas históricas, algo que ha optado con largometrajes como EL BIEN ESQUIVO y UNA SOMBRA AL FRENTE. «El cine es un instrumento al servicio de muchos propósitos», subraya. «Y transmitir cultura es una de ellas». Por ahora Augusto está produciendo la película ROCANROL 68, de Gonzalo Benavente, que contará con la música de bandas como Los Saicos y Los Shain’s. «Es una película simpática, agradable, distinta a mucho de lo que hoy se produce». «Es cine nunca ha sido fácil para nadie. Es un medio complejo a nivel tecnológico y expresivo. Contar bien una historia es difícil. También es caro. Necesita de inversión privada y estatal. Por eso cada logro, para mí, es muy admirable»

Ricardo Maldonado

Ricardo Maldonado

Antes de que se estrenara ASU MARE! la expectativa era enorme. Hasta ese momento todo había funcionado. Solo faltaba que a la gente le guste. Ricardo Maldonado, el director, sabía que había llegado su momento. Y el resultado no pudo ser mejor: más de tres millones de espectadores, se convirtió en la cinta más vista de la historia en el Perú. El boca a boca funcionó, la crítica fue favorable. Convertir un stand up en película no se presentó como algo sencillo. De hecho, la participación de Carlos Alcántara, el protagonista, en la concepción de todo el proyecto, también había sido crucial. Fue un proyecto conjunto. Pero ¿cuál es el principal aporte de Ricardo Maldonado? «Ese bajón que tuvo Cachin en la historia: las drogas, el alcohol, la depresión», dice. «No quería que la película sea solo risas, sino que llegara a conmover, que el público conozca esa parte de su vida y que luego se redima junto a él». Él cree que, en realidad, no le ha dado ninguna lección al cine nacional. Sabe que era un proyecto comercial, que tenía que funcionar así. Es más, cree que éxitos como ASU MARE! empujan el coche de todo el cine peruano, de aquellos directores que optan por la taquilla o por los proyectos de autor. De hecho, sus dos próximas películas serán con Alcántara. La tercera, asegura, será un proyecto diferente, algo muy personal e íntimo. «Debe existir una migración cruzada entre gente de la publicidad y la del cine. La calidad y promoción deben ser las mejores posibles. En el contexto del éxito de Asu Mare! también nos enfrentamos a un riesgo: el siguiente estreno nacional tendrá mucha expectativa»

Dorian Fernández

Dorian Fernández

El estreno de su ópera prima tiene fecha soñada: 25 de julio, en los días de Fiestas Patrias. Sabe que hay un buen precedente de recepción masiva hacia una cinta comercial peruana y eso lo entusiasma. Con CEMENTERIO GENERAL, la primera película de terror peruana que se estrenarán en salas comerciales, quiera colmar la taquilla. Si más de tres millones se entregaron al humor, él quiere causarles el susto de su vida. Su cinta es perturbadora, y trata sobre una posesión diabólica a una niña que estaba jugado la ouija en un cementerio de Iquitos. Para los actores, fue una experiencia de terror, incluso algunas actrices querían abandonar el rodaje. Y no estuvo excenta de situaciones extrañas. Ha realizado pruebas de aceptación en diferentes tipos de públicos y ha tenido buenos resultados: la cinta asusta mucho. Seguidor de Tarantino, Kubrick y Fritz Lang, gestó su proyecto desde Audiovisual Films, con apoyo privado. De hecho, entrará con fuerza a esta industria. Ya tiene rodada su segunda película, de acción y suspenso, al 70%. Treinta años, con formación en marketing, siempre tuvo interés por lo audiovisual, así que tomó cursos en Perú y en el extranjero. Y si todo sale como lo planeado, realizará la segunda parte de CEMENTERIO GENERAL. «Aquí y afuera hay un gran público que sigue el terror. Por eso estamos negociando ingresar a salas latinoamericanas, hay grandes probabilidades. La película se diseñó para eso, con un alto estándar de calidad. La cinta va a sorprender»

Sandro Ventura

Sandro Ventura

Forma parte de una empresa de cine que es —como su nombre lo dice— una explosión audiovisual. Big Bang Films nació con una idea clara: generar películas para romper la taquilla, una tras otra, sin depender de recursos estatales. Para Sandro Ventura no existe el cine bueno o malo, sino el que gusta o no. Y punto. Su compañía quiere enganchar a la gente con sus historias variadas: comedias, trillers, infantiles, terror, romance, acción. EL BUEN PEDRO y QUIZÁS MAÑANA recibieron buena acogida del público, sobre todo de los jóvenes. Sandro es cinéfilo, hiperactivo y siempre está pensando en guiones, esperando encontrarse con esas ideas que terminan en la gran pantalla. El siguiente filme de su compañía, JAPY ENDING, que se estrenará a inicios de 2014, es una comedia en la que diversos personajes buscan la tranquilidad, la reconciliación y la felicidad el día del fin del mundo. Está dirigida por los cuatro directores de Big Bang Films. El próximo año será intenso: en marzo estrenan HOSPITAL DEL MAL [terror]; en abril LOCO CIELO DE ABRIL [comedia romántica dirigida por Sandro Ventura], y en agosto TE ACUERDAS DE ANOCHE. En un país donde todo lo que tenga el sello de hecho en Perú tiene cada vez más acogida, Sandro quiere posicionar su productora y sabe que la única fórmula es la constancia. «Los niños son el próximo público cautivo del cine peruano. Hay que acostumbrarlos a ver la producción local, empezando por películas infantiles. Para muchos jóvenes, recién Asu Mare! ha sido su primera aproximación con la filmografía nacional»

Frank Pérez Garland

Frank Pérez Garland

UN DÍA SIN SEXO, su primera película, obtuvo el premio a la mejor Opera Prima en el Festival de cine de Cartagena en el 2006. MI PROBLEMA CON LAS MUJERES, una serie que creó junto Christian Buckley y Paul Vega, fue nominada a los Premios Emmy internacional en la categoría Mejor comedia, y además se vendió a más de treinta países alrededor del mundo. También ha hecho novelas, como LA TYSON, CORAZÓN REBELDE. Además, ha dirigido Oleanna, una intensa obra de teatro del dramaturgo norteamericano David Mamet. Sin embargo, Frank quiere seguir explorando en el cine porque cada película es un hallazgo interior nuevo. ELLA Y ÉL será su siguiente película. La escribió junto a su esposa, la actriz Vanessa Saba. Se estrenará el próximo año. «Ya empezamos a filmar. Estamos muy felices. Era una historia que queríamos contar», comentó la actriz. «Es sumamente íntima. Es meterse en la vida de los protagonistas [Giovanni Ciccia y Vanessa Saba], cuando se juntan cada cual con sus rollos, que se atraen y empiezan a tener un romance», remarca Frank. Ahora produce la película LA HORA AZUL, de Evelyn Pégot-Ogier, basada en la novela de Alonso Cueto. Está protagonizada por Giovanni Ciccia, Jackelyne Vásquez y Rossana Fernández Maldonado. «Nadie dice que una película está bien o mal solo por el público al que se dirige. Ella y él es una cinta tierna que puede enganchar con un buen sector. Es lo más personal que he hecho, estoy tan contento como aterrado»

Héctor Galves

Héctor Galves

La Asociación Peruana de Prensa Cinematográfica [APRECI] calificó a su filme PARAÍSO, como «lo mejor que ha dado el cine peruano en la última década» y fue elegida como la mejor película peruana de 2010. La historia gira alrededor de los problemas que enfrentan cinco jóvenes en su paso a la adultez. Transcurre en el asentamiento humano Paraíso, en Huachipa, lugar donde el cineasta estuvo trabajando para una ONG. Héctor es así: se nutre de experiencias y de historias de su alrededor para luego armar un largometraje. Hoy, por ejemplo, está en pleno rodaje de NN, una película que trata sobre un grupo de antropólogos forenses que encuentra los restos de una persona que no tiene identidad. Estos antropólogos tienen un mes y medio para averiguarla. Un thriller que se estrenará el próximo año y que ganó en la 33 edición del Festival de La Habana [Cuba] el Premio Coral al Mejor Guión Inédito. La trama llegó gracias a una amiga que es fotógrafa forense. Ahora, por ejemplo, le inquieta la historia de un muchacho que filma matrimonios. Héctor no quiere encasillarse en ningún género. Está abierto a todas las ideas que puedan llegar. «Me interesa hacer más documentales. Lucanamarca tenía un tema muy delicado. Pero no me interesan solo ese tipo de temas. No soy alguien que se pueda encasillar por géneros. Si algo me atrae, lo promuevo»

Santiago Vitteri

Santiago Vitteri

Cineasta trujillano afincado en Estados Unidos. FROM TRUJILLO TO THE WORLD, uno de sus documentales y que puso a esa ciudad del Perú en los ojos del mundo, se estrenó en el Festival de Cannes 2013. Santiago Vitteri ha aparecido en un buen momento. Ha sido reconocido internacionalmente por su trabajo en series como EL CARTEL DE LOS SAPOS, MUJERES ASESINAS y EL CAPO. «Estamos produciendo siempre para nosotros, somos localistas —dice— Hacemos películas para Lima, para el Perú». Para él, lo que se debe hacer es tomar más temas universales, productos que se puedan consumir fuera sin problemas. Próximamente, realizará una serie sobre lesbianas para una canal norteamericano. Por ahora está abocado en la realización de una serie en el Perú sobre mujeres encarceladas y quiere que sea proyectada por cadenas internacionales. ¿Cine? Por ahora le falta tener un guion que lo atraiga. Le interesa mucho las películas épicas. De hecho, en Estados Unidos conversó brevemente con Mel Gibson. Le soltó la idea de hacer una película sobre los conquistadores que llegaron al Tahuantinsuyo. Dice que a Mel le gustó la idea pero que tuvo algunos reparos, como el conflicto entre el idioma español y los actores americanos de habla inglesa. «El Perú no es una plaza que los productores vean como atractiva, como ahora sucede con Colombia. Siempre me preguntan si acá hay actores y buenos guionistas. Y, de hecho, los hay. Lo que falta es promoción»